Según han informado desde la Benemérita, los hechos ocurrieron el pasado 1 de mayo "a plena luz de día" ya que en torno a las 15.00 horas y "en apenas diez minutos" los autores entraron en dos establecimientos ubicados en sendas gasolineras emplazadas en el alfoz de Burgos donde sustrajeron quesos y embutidos ibéricos valorados en 240 euros, según consta en las denuncias presentadas.

La Guardia Civil abrió entonces una investigación cuyas pesquizas permitieron la "plena identificación" de los autores, dos hombres y una mujer, que se desplazaban en un vehículo hasta las estaciones de servicio.

Una vez allí, y según han precisado las mismas fuentes, la mujer, acompañada de uno de los hombres, entraba en el establecimiento donde se encontraban a la venta diversos productos y aprovechaban un descuido de los empleados para sustraer los alimentos y abandonar el local.

Fuera les esperaba una tercera persona, al volante, en labores devigilancia y preparada para la huida en el vehículo que utilizaban parasus desplazamientos.

Ya en dependencias oficiales de la capital estas tres personas, P.F.S. de 67 años; G.H.J. de 47, e I.S.B. de 40 años, fueron investigadas como presuntas autoras de un delito continuado de hurto aunque, al parecer, no es la primera vez que se les vincula con hechos similares.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº 3 de Burgos.

Consulta aquí más noticias de Burgos.