En una nota de prensa, el secretario general del PP de Granada, Pablo García, ha señalado que la inocencia de los concejales la asumen "tanto el Ayuntamiento de Granada como la propia Fiscalía".

Pablo García ha trasladado su "respeto absoluto" hacia la decisión de la juez del 'caso Serrallo', pero ha agregado que no comparte "cómo se puede enviar a juicio a concejales sobre los que la Fiscalía ha dicho que no cabe sospecha alguna y sobre los que el Ayuntamiento de Granada, supuestamente el principal perjudicado, también considera que no hay motivos para acusarlos".

"Consideramos que es sorprendente e inaudito que se pronuncie decretando la apertura de juicio oral cuando aún no se han resuelto varios recursos contra las decisiones del juzgado que están pendientes de pronunciamiento de la Audiencia y que podrían dar la razón a los ediles", ha proseguido Pablo García.

En este sentido, el secretario 'popular' ha aludido a que se puede estar tomando una decisión "lesiva" para la presunción de inocencia de los concejales del PP, "puesto que no se ha terminado el procedimiento judicial antes de llevarlo a juicio".

García ha resaltado que la propia Fiscalía Provincial "exonera de responsabilidad a los concejales que votaron a favor del expediente en la Junta de Gobierno local porque reconoce que no existió dolo directo en el supuesto delito de prevaricación por parte de los seis concejales del PP a los que no ha acusado".

"La Fiscalía no hace reproche penal alguno a los seis concejales, que se limitaron únicamente a votar a favor de un expediente urbanístico en el que no intervinieron como responsables políticos del mismo", ha resaltado García.

Asimismo, el secretario general del PP de Granada ha defendido que el criterio mantenido por el Ayuntamiento, avalado después por la Fiscalía, demuestra que el 'caso Serrallo' "se monta por parte de determinadas estructuras de poder con la única intención de abortar una moción de censura contra el actual alcalde del PSOE, Francisco Cuenca".

"La ciudad de Granada lleva más de un año con un alcalde imputado por tres graves delitos, como son malversación, prevaricación y usurpación de funciones públicas, y nadie dice nada ni se le exigen responsabilidades; el primero, su propio partido y su secretario provincial, José Entrena, que lo amparan y protegen a toda costa", ha concluido Pablo García.

Consulta aquí más noticias de Granada.