WILLY TOLEDO
El actor Guillermo Toledo, en un acto en Madrid. GTRES

La huelga que este martes iniciaban jueces y fiscales para pedir mejoras laborales ha obligado a suspender el juicio Willy Toledo, acusado de ofender los sentimientos religiosos por insultar a dios y a la virgen. Aun así, el actor ya había anunciado que no acudiría y que en su lugar celebraría una rueda de prensa arropado por actores como Javier Bardem.

Justo después, Toledo ha entrado en directo en el programa Al Rojo Vivo, en el que ha criticado la democracia, protagonizando así un tenso enfrentamiento con Antonio Ferreras, presentador del espacio político de La Sexta.

"Nos gobierna un partido al que la propia policía de Valencia llama organización criminal y siguen en el Gobierno... Me limpio el culo con esta democracia. Que el jefe del Estado en nuestro país sea un rey, un monarca, cuyo padre era el nieto de Franco y se haya llenado los bolsillos con comisiones... Nos gobiernan unos criminales. Si esto es una democracia, yo me limpio el culo con esa democracia. Mi compañero Alfon lleva dos años en la cárcel por un montaje policial contra él cuando no hay nada. Y tú estás legitimando indirectamente todo este fascismo encubierto diciendo que vivimos en una democracia", ha espetado a Ferreras, incapaz de hablar.

Las palabras de Toledo, sin embargo, no se han quedado ahí. En plena conexión en directo, ha criticado duramente también a los grupos de comunicación en España. "Fíjate, Ferreras", empezaba el intérprete, "si hay democracia en este país, que en esta cadena en la que tú tienes tanto poder a mí me tienen prohibido trabajar desde hace cinco años por emitir mis opiniones políticas".

La réplica de Ferreras no se hizo esperar: "Me cuesta creer eso que dices, pero si quieres lo debatimos un día". La cara de sorpresa de Toledo ha sido significativa y le ha retado a que le invite un día en el plató. Y con un "Yo estaría encantado" zanjaba el asunto el presentador de La Sexta.