El estudio, realizado en 5.860 adultos con alto riesgo cardiovascular, ha analizado los diferentes grupos de lácteos: lácteos totales, leche, yogur desnatado y queso, y ha detectado que los individuos con mayor consumo de yogur desnatado tenían menos riesgo de sufrir cataratas.

Los investigadores -entre los que había también otros grupos del estudio sobre dieta Mediterránea Predimed- han documentado 768 casos de cataratas con una media de seguimiento de 5,6 años, y han relacionado el menor riesgo con el consumo de algunos lácteos por la "matriz saludable que presentan".

"Los mecanismos a través de los que se produce la formación de cataratas no están claros todavóa", y cada vez se muestra mayor evidencia de que procesos inflamatorios y oxidativos pueden tener un rol importante, han destacado.

La dieta podría ser capaz de modular estos procesos, ante lo que han destacado que los lácteos son naturalmente ricos en proteínas y micronutrientes importantes para la salud como el calcio, magnesio, fósforo y vitaminas A y B12, además de presentar un perfil particular de carbono y grasas.

Ha realizado el estudio la investigadora predoctoral Lucia Camacho, liderado por la investigadora Mònica Bullço y el catedrático Jordi Salas-Salvadó, partiendo también de que estudios previos han realizado que incluir los lácteos en una dieta saludable reduce el riesgo de enfermedades como diabetes tipo II y síndrome metabólico.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.