Willy Toledo
Willy Toledo, en rueda de prensa. EFE

Willy Toledo, que había sido citado a declarar ante el juez este martes por insultar a Dios y a la Virgen, ha decidido no acudir y ha dado una rueda de prensa para explicar los motivos. "No comparezco porque no he cometido ningún delito", aseguró el actor.

La huelga en el sector de la Justicia ha hecho que la vista se posponga para el próximo 28 de junio y Toledo ha apuntado que no sabe si va a acudir.

Toledo estuvo acompañado por Javier Bardem y Alberto San Juan. "No hay necesidad de que yo me siente ante un juez por hablar de mis sentimientos religiosos o mi ideología". Considera que está amparado "por la Constitución".

El abogado del actor, Endika Zulueta, ha asegurado que la Constitución recoge "la libertad de expresión en todas sus variantes".

Sobre la presencia de Bardem y San Juan, Toledo apuntó que no está "solo" y quiere seguir expresando "los ideales". Cree que "son dos personas que siempre dan la cara y siempre dan la voz".

El propio Bardem explicó que se encontraba en el acto porque cree que "la libertad de expresión está en peligro". Añadió que poder llevar a juicio los temas religiosos es "un retraso tremendo".

Toledo considera que se ha llegado a este punto porque se gestionó "muy mal la Transición", y a día de hoy "siguen existiendo las estructuras de la dictadura franquista".

Respuesta de la Iglesia

A pesar de la rueda de prensa celebrada, el Arzobispado de Madrid aseguró que "no se ha autorizado la utilización de dependencias de la iglesia" de San Carlos Borromeo para la comparecencia.

Sin entrar a valorar el presunto delito contra los sentimientos religiosos, que corresponde dirimir a la Justicia, "conviene recordar que la libertad religiosa es uno de los pilares de nuestra democracia", añade el comunicado.