Pablo Iglesias e Irene Montero
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz en el Congreso de la formación, Irene Montero. Javier Lizón / EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reprochado a otros dirigentes políticos que no hayan dado "la cara" ante sus militantes como ha hecho él y la portavoz de la formación, Irene Montero, ante la polémica suscitada por la compra de un chalet.

"Ojalá todos los dirigentes políticos en España hicieran lo mismo", ha asegurado Iglesias en declaraciones en el Congreso, en el día en el que empieza la consulta a las bases sobre su permanencia en sus respectivos cargos políticos.

El líder de la formación ha insistido en que tanto él como Montero deben "someterse al criterio" de los que les han situado en esa responsabilidad, después de que algunas voces de su partido hayan cuestionado su credibilidad al adquirir una casa que les ha costado más de 600.000 euros.

Iglesias ha recordado que otros líderes no se han comportado de la misma manera, refiriéndose al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que en su día prometió que "jamás investiría a Rajoy" y debería haber dado "la cara" antes sus afiliados por no cumplir su compromiso.

"En este país no dimite nadie", ha añadido Iglesias, al recordar que otros dirigentes también dijeron que "dimitirían si había cualquier caso de corrupción en sus gobiernos" y no lo han hecho.