Ejemplar de salamandra china, el anfibio más grande del mundo
Ejemplar de salamandra china, el anfibio más grande del mundo. H. Zell / WIKIMEDIA COMMONS

Las salamandras gigantes chinas son los anfibios más grandes del mundo y se enfrentan a la extinción inminente debido a la caza furtiva ilegal para ser vendidas como alimento de lujo, según ha alertado un equipo de investigadores.

Los comensales chinos pueden llegar a pagar en un restaurante hasta 780 dólares por un plato elaborado con carne de este animal, aunque en teoría solo se permite su consumo si han sido criados en cautividad.

La prensa local china ha publicado los resultados de una investigación realizada en los sitios fluviales donde se sabe que viven las salamandras, unos animales que pueden medir hasta tres metros y pesar alrededor de 64 kilos.

"La sobreexplotación de estos increíbles animales para el consumo humano ha tenido un efecto catastrófico en su número en la naturaleza en un lapso de tiempo increíblemente corto", ha declarado Samuel Turvey, investigador de la Sociedad Zoológica de Londres, uno de los autores del estudio publicado en la revista Current Biology.

Si no se ponen en marcha "medidas de conservación coordinadas como una cuestión de urgencia", el futuro del anfibio más grande del mundo "está en grave peligro", ha asegurado.

Un símbolo de la cultura china

Este animal es para los chinos símbolo de longevidad, dado que puede vivir hasta 200 años y la especie lleva 350 millones de años sobre la faz de la Tierra, por lo que comérselo o usarlo como componente en la medicina tradicional china es muy habitual en esta cultura oriental.

China tiene un programa en marcha para criar y liberar salamandras gigantes en la naturaleza pero, tras el estudio, se ha concluido que en los pocos sitios donde se vieron salamandras no se pudo confirmar si eran salvajes o de cría.

"No podemos confirmar la supervivencia de las poblaciones salvajes de salamandras gigantes chinas en ningún sitio de prospección y consideramos que la especie está extremadamente agotada o funcionalmente extinta en toda el área estudiada", apunta el informe, que alerta de que los datos reales aún pueden ser "incluso peores" de lo que se piensa.

Los investigadores indicaron que lo que en un principio consideraban una sola especie en realidad son al menos cinco y que, por lo tanto, la cría y liberación de salamandras gigantes de vuelta a la vida silvestre sin tener en cuenta sus diferencias genéticas puede estar poniendo en peligro aún más grave su futuro.