Los cinco grupos del Parlamento autonómico (PP, PRC, PSOE, Podemos y mixto) han dado este lunes en el Pleno su respaldo unánime al Acuerdo por la Educación de Cantabria alcanzado hace año por el Consejo Escolar -y que ha hecho suyo el bipartito regional- un documento que ahora aspira a marcar la acción del actual y sucesivos gobiernos de la comunidad.

De esta forma, todo el Pleno ha avalado este Pacto y varios grupos han considerado una "obligación" aceptarlo y apoyarlo al proceder del consenso de la comunidad educativa. Sin embargo, varios de ellos, sobre todo el PP, han reconocido tener algunas "reservas" y "discrepar" en parte de sus aspectos.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, el socialista Francisco Fernández Mañanes, se ha felicitado del consenso que se ha logrado en el seno del Consejo Escolar y también este lunes en el Pleno del Parlamento sobre un Acuerdo que ha tildado de "fundamental".

Según ha dicho, con el apoyo unánime que ha logrado en el Pleno lo que hasta hoy era un "acuerdo social", alcanzado por consenso en el Consejo Escolar, pase a ser también un "acuerdo político".

Además, ha señalado que ha sido "largamente ansiado" por la comunidad educativa y ha destacado el hecho de que el Gobierno PRC-PSOE lo haya hecho suyo "sin cambiar una coma".

Fernández Mañanes ha puesto en valor algunos aspectos del Pacto, como, por ejemplo, el hecho de que tenga como "eje fundamental" al alumnado; de que esté "al servicio" de una educación de "calidad" y de "equidad", y de un modelo "estable" en los aspectos fundamentales de la educación pero con "flexibilidad" y "mecanismos de revisión para garantizar el éxito" del mismo.

El titular de Educación ha opinado que este Acuerdo permitirá avanzar a la educación cántabra en la "dirección segura".

Sin embargo, el socialista, al igual que después otros grupos, ha reconocido que se trata de un acuerdo "básico", en el que, en pos de llegar a un consenso, han quedado fuera algunos aspectos planteados por los distintos integrantes del Consejo Escolar que no han obtenido el suficiente respaldo.

Según ha dicho Fernández Mañanes, este Acuerdo debe servir de "guía" para el actual y sucesivos Gobiernos de Cantabria, una observación que el PP ha criticado ya que, en su opinión, este pacto debe ser "algo más" para los diferentes Ejecutivos que tenga la comunidad y no "únicamente" una "guía" que poder tomar o no en cuenta.

EL ACUERDO

Se trata de un acuerdo con 120 medidas consensuadas en el seno del Consejo Escolar, distribuidas en once ámbitos temáticos. Entre otros aspectos, se habla de financiación y se propone un 5% del PIB regional para educación en 8 años y un 7% en otros ocho años más.

Sobre las ratios, fija un número máximo de 18 alumnos en las aulas de dos años; 25 en Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria; 30 en Bachillerato; 15 en FP básica y 25 en FP de grado medio y superior.

En el ámbito de la participación, el acuerdo propone al menos tres reuniones conjuntas con las familias al año; que se potencien las asambleas y plantea nuevas formas de elegir a los delegados.

El acuerdo tiene siete grandes objetivos, según ha expuesto el consejero, como son, entre otros, el garantizar con medios y recursos una "educación de calidad" para "todos"; potenciar la "equidad" del sistema, o avanzar en un modelo de "educación inclusiva".

También está, entre sus objetivos, el fomentar una escuela "basada en valores democráticos"; dar "estabilidad" a los aspectos "fundamentales" del sistema pero promoviendo "cambios" y "mejoras" que permitan "adaptarse" a las necesidades formativas de la sociedad cántabra; promover un modelo anclado en el "diálogo", "la participación" y la "democratización", y avanzar en la colaboración entre instituciones.

APOYO PERO CON ALGUNOS 'PEROS'

Aunque todos los grupos de la oposición se han felicitado del Acuerdo y han subrayado lo "histórico" y "pionero" del mismo le han puesto algunos 'peros'.

Así, por ejemplo, Podemos ha lamentado que el documento no incluya un diagnóstico sobre las deficiencias del sistema educativo de Cantabria; no haya "una sola frase en defensa de la educación pública" y no haya "la m**as leve mención al laicismo", entre otras.

El PP, por su parte, ha opinado que hay aspectos que, a su juicio, no se recogen adecuadamente,

como es la libertas de elección del alumnados y sus familias.

También, en relación a la financiación, ha opinado que hubiera sido mejor hablar de cuantías "estables" y no ligarlo a un "elemento variable" como el PIB.

Además, durante el debate, también se ha censurado la actuación de la Consejería de Educación, a la que, por ejemplo el diputado de Cs, Rubén Gómez, integrado en el grupo mixto, o la podemita Verónica Ordóñez, han acusado de acumular ya "incumplimientos" de lo establecido en este Acuerdo, sellado en el seno del Consejo Escolar en mayo de 2017.

En este punto, ha salido a relucir también la polémica del calendario escolar, un tema en el que Cs ha acusado a Fernández Mañanes de "enfrentar a padres y profesores".

"Yo no conozco a nadie que haga más por enfrentar a padres y profesores que el consejero de Educación", ha aseverado Gómez.

Por su parte, los podemitas le han reprochado que, pese a que ha pasado un año de la aprobación de este Acuerdo en el Consejo Escolar, no se hayan puesto en marcha algunas de sus medidas.

Al margen de estas cuestiones, varios de los grupos han deseado que este Acuerdo por la Educación sirva de "ejemplo" a otras comunidades autónomas y también a nivel nacional, donde también hay abierta en el Congreso una negociación para alcanzar un Pacto Educativo que, sin embargo, han abandonado varios grupos.

LAS DIFERENCIAS CON LA NEGOCIACIÓN DEL PACTO NACIONAL

Precisamente, el PSOE y el PRC en su intervención, además de alabar el Acuerdo a nivel regional, han incidido en las diferencias

con lo que se está haciendo a nivel nacional.

Socialistas y regionalistas han señalado que el Acuerdo de Cantabria, a diferencia del nacional, "no es una cuestión

partidista sino de la comunidad educativa".

Así, ha subrayado que el acuerdo cántabro ha sido diseñado de "abajo" a "arriba", comenzando por la comunidad educativa y acabando por los políticos, algo que, en su opinión, está influyendo en los resultados.

EL PACTO NACIONAL DE EDUCACIÓN

Precisamente, tras dar el visto bueno al Acuerdo por la Educación de Cantabria, el Pleno ha debatido una moción del PP dirigida a instar al Gobierno de Cantabria a reclamar a todos los grupos políticos del Congreso a volver a las negociaciones para alcanzar un Pacto Nacional por la Educación.

A diferencia del punto anterior, esta iniciativa no ha contado con el respaldo suficiente

para

salir adelante, ya que ha contado con el 'no' del PSOE, PRC y Podemos.

De hecho, solo ha obtenido el respaldo de los dos integrantes del grupo mixto, el de Cs y Juan Ramón Carrancio, ex de la formación naranja.

Y es que desde Podemos, el PRC y el PSOE se ha culpado al PP de que no esté funcionando las negociaciones a nivel nacional y le han acusado de no tener verdadera voluntad de llegar a este acuerdo.

Por ejemplo, la regionalista María Teresa Noceda ha lamentado que el PP no esté aprovechando la "oportunidad" de poder alcanzar dicho Pacto y ha opinado que con los trabajos que se han emprendido en la Subcomisión del Congreso que está trabajando en este acuerdo solo busca "ganar tiempo" hasta las

elecciones mientras sigue aplicando la LOMCE.

"No queremos más trampas ni engaños", le ha dicho al PP la podemita Verónica Ordóñez.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.