Uno de los viajeros ha aprovechado la parada en Segovia para apearse del tren unos minutos-al parecer para fumar-y ha dejado su equipaje en el vagón, lo que ha generado cierta alarma. Ante el aviso, el supervisor del tren ha decidido iniciar el desalojo, que ha sido confirmado por fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Los viajeros han sido ubicados en el vestíbulo de la estación donde, minutos después, se han personado efectivos del Cuerpo Nacional de Policía, que han procedido a los oportunos registros y comprobaciones con escáner.

Finalmente, se ha podido identificar al portador del equipaje y, al aclararse la situación, el tren ha reemprendido su marcha, aunque con cierto retraso.

Consulta aquí más noticias de Segovia.