El galardón, que se entregará al mediodía, pretende reconocer su labor social a través de su Fundación y por ser referente en ayudar a que los más desfavorecidos puedan acceder a una educación de calidad, han informado a Europa Press fuentes de la institución.

Los Premios Escuelas Católicas Castilla y León sirven para reconocer la labor de centros educativos y docentes y hacer visible el trabajo y esfuerzo que dedican todos los profesionales pertenecientes a la organización de centros concertados católicos de la región.

En la edición de 2017 Su Majestad la Reina Doña Sofía recibió el Premio Extraordinario pero no pudo asistir al evento celebrado en Valladolid por motivos de agenda, razón por la que se le hace entrega ahora el premio.

La representación de la organización educativa estará compuesta por varios miembros de Escuelas Católicas Castilla y León, concretamente su presidente, Máximo Blanco; su vicepresidente, Adolfo Lamata; el secretario autonómico, Leandro Roldán; Blanca Pajares, miembro de la junta directiva; y Mariano García, miembro del Consejo Asesor.

Junto a ellos también estarán el presidente de Escuelas Católicas Nacional, Juan Carlos Pérez Godoy, y el secretario general de Escuelas Católicas Nacional, José María Alvira.

LABOR CON LOS NECESITADOS

Escuelas Católicas Castilla y León concedió este Premio a Su Majestad la Reina Doña Sofía "por su enorme labor con los más necesitados, por su compromiso social y el impulso de la educación y la cultura".

"La Fundación Reina Sofía es un referente en su compromiso con los más débiles y en su trabajo para que todos los niños tengan acceso a una educación de calidad", explicó el jurado en su resolución.

El mismo también destacó que "el esfuerzo de Su Majestad se fundamenta en la dotación de infraestructuras pero también en la enseñanza de valores que sirvan a los más pequeños en su futura integración en la comunidad social" y señaló que "sus múltiples proyectos socioeducativos iniciados están dirigidos a la intervención social individual y la búsqueda de la transmisión de valores positivos que ayuden a mejorar el desarrollo integral de la infancia".

"Su trayectoria solidaria y comprometida, su lucha por el progreso, bienestar y justicia de la sociedad y, sobre todo, la promoción, estímulo y protección de instituciones de carácter educativo la hacen merecedora de este premio que Escuelas Católicas Castilla y León le entregará con gran satisfacción", agregó el jurado.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.