Puma
Un puma macho puede alcanzar fácilmente los cien kilos de peso. GTRES

Los ataques de los pumas a personas en Estados Unidos son muy raros, entre 1890 y 2011 se contabilizaron únicamente 20 muertes a manos de estos grandes felinos americanos.  Este sábado estas estadísticas se han incrementado con la muerte de un joven de 32 años que recorría en su bici de montaña un entorno natural cercano a Seattle.  Su compañero, de 34 años, resultó gravemente herido en el mismo ataque.

Según el ciclista superviviente, que está ingresado grave tras pasar por el quirófano, el puma se lanzó sobre ellos súbitamente. Él logró golpear al animal en la cabeza con su bicicleta y el animal regresó al bosque. No obstante, tan pronto como los dos hombres subieron de nuevo a sus bicicletas, el puma regresó saltando de nuevo sobre él, aprisionando la cabeza con sus mandíbulas y sacudiéndolo  de un lado a otro como si fuera una presa. A continuación el gran felino decidió perseguir al otro ciclista, que había salido huyendo.

Fue el primero de los hombres atacados el que logró sobrevivir tras subir de nuevo a la bicicleta, pese a las heridas en la cabeza, cuello y cara, y recorrer más de tres kilómetros hasta que pudo recuperar la cobertura y pedir auxilio.

El cadáver de su amigo fue localizado por los agentes del Sheriff poco después. El puma lo había arrastrado a no mucha distancia y lo tenía parcialmente enterrado. Tenía heridas en el rostro, cuello y piernas. 

Según han informado desde la oficina del Sheriff del condado de King, el animal protagonista del ataque ha sido abatido. Su portavoz ha confirmado el relato, ha destacado que los hombres no provocaron el ataque y que es "extremadamente inusual que un puma actúe así de agresivamente hacia los humanos". De hecho, se trata del segundo ataque de un puma en el estado de Washington en cien años.