El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. EFE / J. CASARES

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha criticado a Pablo Iglesias e Irene Montero por haber adquirido un chalé tras "dedicarse a hacer escrache a sus rivales políticos durante años por comprar propiedades".

Así lo ha afirmado en una entrevista en Antena 3, en la que ha añadido: "Ahora que son propietarios, quizás Podemos apoye la ley de Cs contra la ocupación". Rivera considera que este asunto va a desgastar a los líderes de Podemos "por sus propias contradicciones".

Por otro lado, el dirigente naranja ha exigido a Mariano Rajoy que extienda la aplicación del 155 en Cataluña y se deje de "tejemanejes" en el BOE. "No es la solución" posponer la publicación en el BOE de los nombramientos del nuevo gobierno catalán, ha subrayado, porque eso va a durar "cuarenta y ocho horas".

A su juicio, sería "más honrado" y "sensato" que el Gobierno, PSOE, Ciudadanos y quien quisiera sumarse, acordaran "cómo extender el 155", en qué competencias y durante cuánto tiempo en lugar de "jugar" con el BOE: "Ahora lo publico, ahora no". 

Rivera no ha hablado de la llamada que recibió de Rajoy para comunicarle su decisión de mantener por ahora la aplicación del 155, pero sí de la reunión de ambos la semana pasada en la que el presidente de Cs le pidió que lo reactivara.

Se podría acotar al menos, ha repetido, al control de las finanzas de la Generalitat, los Mossos d'Esquadra, los medios de comunicación públicos y la política internacional del Govern.

Para el líder de la formación naranja, el presidente de la Generalitat persiste en el desafío al Estado y, por tanto, la "no aplicación" de la Constitución puede ser un problema para Cataluña, sugiriendo que el Ejecutivo, con esta estrategia, puede estar intentando ganar tiempo de cara al apoyo del PNV a los Presupuestos, ya que es este lunes cuando los nacionalistas vascos deciden el sentido de su voto.

Por eso, ha insistido en apelar al PSOE para que cambie su no a las cuentas públicas por la abstención y, de ese modo, no dependerían de los nacionalistas.