El Colegio Cardenalicio pasará a tener, por tanto, 213 purpurados, 15 de ellos españoles. Pero del total, 115 serán los que tengan derecho a voto.

El Pontífice creará 11 nuevos cardenales con derecho a voto y otros tres cuyo nombramiento supone una distinción honorífica. En palabras del pontífice: "un arzobispo, un obispo y un religioso que se han distinguido por su servicio a la Iglesia".

Junto a Bocos, que nació en Canillas de Esgueva (Valladolid) en 1938, el Papa ha creado otros dos cardenales con más de 80 años, a los que distingue de esta forma con un título honorífico. Se trata del arzobispo emérito de la Arquidiócesis de Xalapa, Veracruz (México), Sergio Obeso Rivera, y el prelado emérito de Corocoro (Bolivia), Toribio Ticona Porco.

La lista de purpurados que completan la renovación del colegio cardenalicio anunciado por Francisco son el limosnero pontificio, el polaco Konrad Krajewski; el sustituto para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado, el arzobispo Giovanni Angelo Becciu; el Vicario General de Roma, Angelo De Donatis; el Patriarca de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphaël I Sako; y el arzobispo de Karachi (Pakistán) Mons. Joseph Coutts.

Además, se encuentran el Obispo de Leiria-Fátima (Portugal), Mons. António Marto y el arzobispo Metropolitano de Huancayo (Perú), Mons. Pedro Barreto; el arzobispo de Toamasina (Magadascar), Desiré Tsarahazana; el arzobispo de L' Aquila (Italia), Giussepe Petrocchi y el arzobispo de Osaka (Japón), Thomas Aquinas Manyo.

Con estos nombramientos, los cardenales que provienen del continente europeo, el de mayor peso de representación pasan de 48 a 54. Otros 17 son de América del Norte y cinco de América Central. Los purpurados de América del Sur pasan de ser 12 a 13. Los del continente africano de 15 a 16. Los de Asia, de 15 a 17, mientras que los provenientes de Oceanía siguen siendo 4.

Francisco ha convocado en total cinco consistorios en los que ha tratado de equilibrar la presencia de cardenales provenientes de países que precisaban de mayor peso representativo.

En el cónclave del que salió elegido el Papa Francisco, Europa tenía 60 cardenales; África, 11; Asia ,10; Oceanía sólo 1; América del Norte, 20, y América Latina, 13. Ahora, Europa cuenta con 53 cardenales electores; África y Asia tienen 15 cada uno; Oceanía, 4; América del Norte, 17, y Latinoamérica 17.

Italia sigue siendo una superpotencia en cuanto a número de cardenales se refiere con 41 purpurados, de los que 20 son electores y 21 son eméritos. Le sigue Estados Unidos, con 10 cardenales electores y 6 no electores y España que con este nombramiento pasa a tener 15 purpurados en el colegio cardenalicio, 11 electores y 6 no electores.

El pontífice argentino ha preferido reducir la presencia de cardenales electores de Europa y América del Norte, mientras que ha incrementado lo que provienen de Latinoamérica, África, Asia y Oceanía. En el último consistorio de junio de 2017, el Papa creó cardenal al arzobispo metropolitano de Barcelona, Mons. Juan José Omella.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.