Palacio de Justicia de La Rioja
Palacio de Justicia de La Rioja EUROPA PRESS - Archivo

El Fiscal solicita una pena de más de 17 años de prisión para cada uno de los siete acusados de diferentes delitos de pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública, de robo con violencia, detención ilegal, tenencia de armas y de lesiones, y una multa conjunta de 1.778.000 euros, al idear conjuntamente un plan para robar una gran cantidad de hachís simulando una operación policial en Málaga.

Según el informe del Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, los siete acusados, algunos de ellos miembros de la Guardia Civil, y todos sin antecedentes penales, "actuaban de manera conjunta, coordinada y siguiendo un común interés y conocimiento en la actividad del grupo criminal". Ante ello, "animados por obtener un beneficio económico idearon un plan con la intención del grupo de 'comprar' una gran cantidad de hachís para posteriormente venderla".

En ejecución de sus planes, el grupo preparó en Logroño la introducción de dicha cantidad de droga manteniendo para ello reuniones telefónicas con otra persona que era a quien, supuestamente, iban a comprar la droga. Tras varias conversaciones, visitas y preparativos para la entrega, los acusados viajaron a Marbella donde se iba a producir el intercambio.

El grupo criminal, desde el inicio de los contactos con el suministrador de hachís, "tenía la intención de sustraer el alijo de droga, siendo este hecho conocido por todos los integrantes del grupo".

Así, en un primer momento, cuatro vehículos ocupados por los siete acusados se dirigieron a la provincia de Málaga y, finalmente, todos se desplazaron en una furgoneta alquilada al lugar fijado para realizar la operación delictiva.

Detenida la marcha y en el punto de encuentro, "con intención de obtener un ilícito beneficio económico", algunos de los acusados salieron de forma sorpresiva de la parte de atrás de la furgoneta, encapuchados, con chalecos e identificaciones de la Guardia Civil y portando armas, escopetas y pistolas".

Simulando realizar una operación propia del cuerpo de seguridad del estado, se identifican como miembros en activo y al servicio de la Guardia Civil. Ante ello, el suministrador de la droga y dos personas más que habían acudido con él al encuentro, adoptaron una actitud colaboradora.

Los acusados, con el animo de amedrentarles y evitar resistencia les golpearon repetidamente y, finalmente, les maniataron.

A continuación, los siete acusados transportaron el total de la mercancía (126 kilogramos de hachís) a la furgoneta y abandonaron a dichos hombres. Tras emprender el viaje de vuelta, los siete acusados se repartieron los paquetes de hachís en los diferentes vehículos.

Finalmente, cinco de los acusados fueron detenidos en un área de descanso y los otros dos en distintos momentos. El valor total de la cantidad de hachís incautada habría sido de 592.000 euros.

Para el Fiscal estos hechos son constitutivos de un delito de pertenencia a grupo criminal por lo que procede imponer a cada uno de los acusados la pena de tres años de prisión y una multa de 1.778.000 euros.

Por el delito contra la salud pública, el Fiscal pide cuatro años y seis meses de prisión para cada uno, misma cantidad por el delito de robo con violencia con uso de armas y por el detención ilegal. Además, por el delito de usurpación de funciones, el Fiscal pide dos años de prisión y, por el de armas, un año más para cada uno.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.