Venezuela
Vista de la sede del Consejo Comunal de Tocome, donde encargados del operativo entregaron cajas del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), mientras llamaban a votar por Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales, en Caracas (Venezuela) EFE

Los centros de votación en Venezuela comenzaron a abrir a las 11.00 de la mañana del domingo (hora peninsular española), como estaba previsto, para las presidenciales en las que el actual jefe del Estado, Nicolás Maduro, busca la reelección y el grueso de la oposición no participa por considerarlas fraudulentas al igual que numerosos gobiernos.

Varios colegios electorales en Caracas y el interior del país petrolero comenzaron a recibir a algunos de los 20.526.978 venezolanos habilitados para elegir presidente.

En la jornada, en la que la principal coalición opositora ha llamado a la abstención, también se elegirán los miembros de los consejos legislativos de las 23 entidades federales y de los 335 municipios.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), un ente del que desconfía la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), dispuso 14.638 centros en todo el territorio nacional con 34.143 mesas electorales.

Más de 150 acompañantes internacionales observarán estos comicios que se celebran pese a los llamamientos de varios países como Estados Unidos o la Unión Europea (UE) para que se suspendieran al señalar que no existen las condiciones para que la jornada sea transparente.

En estas elecciones se medirán también el exgobernador Henri Falcón, un chavista disidente que se apartó de la decisión de la MUD de no participar e inscribió su candidatura; el expastor evangélico Javier Bertucci y el ingeniero Reinaldo Quijada.

El antichavismo llamó a dejar las calles desoladas este domingo para "no convalidar el fraude" y organizó protestas en decenas de ciudades alrededor del mundo para recoger firmas y denunciar la crisis que atraviesa el país caribeño.

Cientos de venezolanos marchan en Madrid

Cientos de venezolanos, entre ellos el exalcalde de Caracas y líder opositor venezolano Antonio Ledezma, se han manifestado este domingo por la mañana en Madrid en protesta por que consideran "farsa" de elecciones y para pedir a la comunidad internacional que no respalde los resultados, así como la liberación de los presos políticos.

Asimismo, han criticado al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, quien se encuentra en Venezuela como observador, por "decir que los comicios van a ser libres".

La marcha ha arrancado desde la Puerta de Alcalá y ha continuado hasta la Plaza de Ópera, para lo que ha sido necesario cortar la calle Alcalá unos minutos.

Los manifestantes han portado una gran bandera de Venezuela y pancartas con consignas como "Venezuela Libre", "Queremos libertad" y "No más dictadura en Venezuela".

También algunos asistentes a la protesta llevaban cruces negras con los nombres de jóvenes y "presos políticos" del país.

Llamamiento internacional

"Queremos denunciar ante el mundo la farsa electoral que se está perpetuando y se está realizando en Venezuela y hacer un llamamiento a la comunidad internacional para que siga solidaria con nuestra causa y que debe seguir presionado a una narcotiranía que quien la preside está al margen de la ley", ha dicho Ledezma a los medios.

Considera que las elecciones son una "farsa, truco, trampa y una estafa", pues "no son libres y no hay auditoría, sino observadores que son amigos incondicionales del régimen de Maduro, como Zapatero, que deja muy mal parado el gentilicio de los españoles".

El líder opositor cree que los venezolanos no irán a votar: "La gente va a rebelarse quedándose en sus casas pacíficamente".

También a la protesta ha asistido el opositor venezolano Léster Toledo, huido de la justicia de su país, quien ha indicado a los periodistas que en Venezuela "hay una coronación de Nicolás Maduro en una especie de yo contra yo: no hay candidatos opositores, no hay partidos de oposición y hay un intento de lavar la cara a Maduro y su intento de seguir en el poder".

"Pedimos a la Unión Europea que no avale el resultado de las elecciones", ha señalado, para añadir que mientras siga Maduro en el poder "la crisis humanitaria y política no va a cambiar".

Los manifestantes también han proclamado consignas como "Venezuela contra el fraude electoral", "Somos Venezuela y queremos libertad", "Fuera Zapatero" y "España, escucha, únete a la lucha".