El Ministerio Público atribuye a G.M.F. la supuesta comisión de un delito continuado de abuso sexual a menor de 13 años por el que interesa 14 años de prisión y otro contra la salud pública por el que pide cuatro años de cárcel.

Según recoge el escrito de calificación provisional, consultado por Europa Press, el procesado inició una relación sentimental con la madre de la víctima en 2011 y, desde el principio "tuvo una relación con la menor afectiva, prestándole numerosas atenciones materiales".

Cuando la niña tenía nueve años, G.M.F. habría comenzado a dirigirle expresiones en las que alababa sus atributos físicos para, poco después y aprovechando la ausencia de la madre, someterla a "tocamientos". El comportamiento del acusado fue en aumento "llegando a ser frecuente" y en una ocasión, cuando la menor contaba con 11 años, la agredió sexualmente.

El Ministerio Público sostiene que, a partir de ese momento, "aprovechando la convivencia", tuvo "relaciones sexuales" con la víctima "en numerosas ocasiones, prometiéndole en muchos casos a cambio la entrega de 10 o 15 euros" y pequeñas dosis de hachís".

La víctima se decidió a relatar los abusos reiterados sufridos por parte de G.M.F. cuando tenía 14 años. Al margen de la pena privativa de libertad, el fiscal solicita siete años de libertad vigilada y que indemnice a la menor con 12.000 euros por los daños morales ocasionados.

Consulta aquí más noticias de Almería.