Carmen Rene
La activista e influencer Carmen Rene. INSTAGRAM

La norteamericana Carmen Rene ha estado toda su vida sufriendo el acoso y las miradas incisivas de todos sus compañeros debido a un problema que hacía que sus piernas estuvieran muy hinchadas. Sin embargo, ese mismo problema le ha convertido ahora en toda una influencer XXL de las redes sociales.

Carmen sufre linfedema, un tipo de edema que produce una obstrucción del sistema linfático y que provoca la inflamación y el aumento de volumen de las extremidades por la acumulación de linfa.

A pesar de que los tratamientos disponibles hicieron que su linfedema fuera más llevadero, esta dolencia provocó en Carmen una grave falta de autoestima y una vida obsesionada con castigar su cuerpo para intentar alcanzar ese cuerpo ideal exigido por la sociedad.

"Mientras crecía nunca vi en los medios de comunicación a nadie que se pareciera a mí y que tuviera una relación feliz y saludable con su cuerpo que no tuviera nada que ver con estar gordo. La sociedad tiene esa forma de decirnos quién nos debería atraer y con quién deberíamos estar", afirma la joven.

Carmen asegura que durante su adolescencia nunca llevó pantalones cortos porque no quería que la gente le mirase los pies. "Mis pies siguen siendo mi punto débil. Debido a mi mala circulación, están muy lejos de ser lo que la sociedad considera unos pies bonitos. Sin embargo, a través de esta aventura, me estoy desafiando a amar realmente las partes de mi cuerpo que hacen que la gente se pare y me mire. Las partes de mi cuerpo que me hacen sentir más vulnerable. Y no solo tengo que amar mi cuerpo sino también creer en mi alma y sentir que mis pies son perfectos tal y como son", reivindica en uno de sus posts.

Sin embargo, a raíz de empezar a quererse a sí misma, la vida de esta joven cambió radicalmente. Gracias al apoyo de su familia, amigos y pareja, Carmen logró cambiar su mentalidad para ver que no todo era tan malo como le había parecido durante tantos años. Comenzó a sentirse más positiva, su autoestima creció y transformó el acoso que había sufrido tanto tiempo en un ejemplo de superación para otros en su misma situación.

"¿Tienes un trasero lleno de celulitis y redondeces en la tripa? Yo también. ¿Tienes estrías y varices? Yo también. ¿Tienes un cuerpo bonito y que se merece ser amado? Yo también. ¿Cómo de increíble sería si todo lo que pensamos que está mal con nuestros cuerpos se convirtiera en algo bonito y digno de nuestro amor?", pregunta a sus seguidores en Instagram.

Actualmente Carmen cuenta con más de 60.000 seguidores en su cuenta de Instagram, donde se define como una activista a favor de la aceptación de nuestros cuerpos y en donde no duda en colaborar con distintas marcas para mostrar sus piernas, las cuales años atrás le causaron tanto complejo.

"Os quiero recordar que todos podéis ser diferentes y sexys a la vez, aunque tengáis los dedos de los pies gorditos. Así que abrazad aquello que os haga diferentes. Si todos pudiéramos hacerlo, el mundo sería mucho mejor de lo que es ahora mismo", afirma en otro de sus posts.

Oh you have a chunky #CelluLIT booty and tummy rolls?? ME TOOOOO 💕 Oh you have #stretchmarks and #varicoseVeins ?? ME TOOOOO 💕 Oh you have a beautiful, lovable, worthy body?? ME TOOOOO💕. How amazing would it be if everything you thought was “wrong” with your body became something you could see as beautiful and worthy of your love? Let’s try it out! Who’s with me? #TheScaleSaysConfident . . Photo by @cordobaphotography . #cakeday #empoweryourbody #carmenrene #eatthecaketoo #bodypositive #bodylove #bodyconfidence #embracethesquish #sizesexy #effyourbeautystandards #confidence #workinprogress #fatgirlflow #bbwlove #femaleempowerment #bodyempowerment #loveyourself #taketimeforyou #humpday #celluliteisbeautiful #celebratemysize

Una publicación compartida de Carmen Rene (@eatthecaketoo) el7 Mar, 2018 a las 11:29 PST