Embalse de Santa Teresa, en Salamanca.
Embalse de Santa Teresa, en Salamanca. CHD.

De esta manera, el embalse ha cumplido su función de mitigar los efectos del episodio de avenidas experimentado por el río Tormes durante ese mes, al regular su caudal.

Las cifras de 2018 solo son superadas por las de marzo de 2001, cuando las entradas de agua fueron aún mayores, con 422 hectómetros cúbicos. Este volumen de aportaciones se originó por las intensas lluvias de ese mes, con 121 litros por metro cuadrado recogidos en la estación pluviométrica de la propia presa - 448 litros desde el comienzo del actual año hidrológico el 1 de octubre-, y el inicio del deshielo en la cabecera del río, en la Sierra de Gredos.

Así, tres estaciones pluviométricas que posee la CHD aguas arriba del embalse también registraron datos elevados en marzo. Destacan los 208 litros por metros cuadrado medidos en Barco de Ávila, los 84 de Hoyos del Espino y los 71 de Puente del Congosto.

A su paso por la estación de aforos de la red SAIH en esta localidad salmantina, el río Tormes alcanzó puntas de avenida por encima del umbral de alarma, y una de ellas, ocurrida el día 10 de marzo a las 9 de la mañana, se situó en los 1.003 metros cúbicos por segundo, cifra que da idea de las voluminosas entradas que tuvo que soportar el embalse.

La misma tendencia ha continuado en el embalse durante abril, mes en que midió una aportación de 169 hectómetros cúbicos, dato que en la serie histórica solo se ve superado por cinco registros de ese mes: en el año 1966, con 233 hectómetros cúbicos; en 1979, con 218; en 1996, con 200; en 2008, con 177, y en 2014, con 195.

ABASTECIMIENTO Y RIEGO

Santa Teresa ocupa una superficie a nivel máximo de llenado de 2.579 hectáreas, con una capacidad de 496 hectómetros cúbicos. La presa, de gravedad, posee una altura desde cimientos de 60 metros, y una longitudde coronación de 517 metros. Está provista de un aliviadero mediante compuertas y dos desagües.

Permite el riego de unas 32.000 hectáreas en la provincia de Salamanca, superficie que se incrementará por la ampliación de regadíos en la comarca de La Armuña, ya en marcha con varias actuaciones, al derivar caudal desde el azud de Villagonzalo al de Riolobos, y abastece de agua a la capital salmantina, entre otros municipios.

En la actualidad, el embalse se encuentra al 93 por ciento de su capacidad, con 466 hectómetros cúbicos acumulados.

Sus entradas medias durante la última semana han sido de 35 metros cúbicos por segundo, frente a una salida media de 24.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.