La caída del niño, de entre 4 y 5 años de edad según la fuente consultada, resultó amortiguada por un coche estacionado con el que impactó antes de precipitarse al suelo. De todas formas, presentaba diversos traumatismos en las piernas y un fuerte hematoma en la cabeza, que era lo que más preocupaba al equipo de lo atendió, así como el sangrado por boca y nariz.

No obstante, al alcalde Monforte, José Tomé Roca, ha explicado a Europa Press que, aunque el niño presenta pronóstico reservado, "la evolución es positiva en principio" y ha señalado que, "cuantas más horas pasan es positivo".

Según la información que baraja el regidor, la caída se produjo estando el niño en casa junto a su padre y otro niño, al parecer un hermano suyo, y las circunstancia que rodearon el suceso hacen pensar en "una fatalidad".

DECLARACIÓN DE LOS PADRES

Por su parte, la Policía Nacional ha tomado declaración a ambos progenitores y a posibles testigos, en el marco de la investigación que se abre para aclarar las circunstancia que rodearon un suceso de este tipo y así remitir todas las diligencias al Juzgado de Monforte en funciones de guardia.

El suceso tuvo lugar en torno a las 21,00 horas del miércoles, cuando el niño cayó a la calle desde una ventana ubicada al menos en la tercera planta de un edificio de la calle Duquesa de Alba.

Los servicios sanitarios de urgencia lo evacuaron con vida al centro hospitalario de referencia, tras recibir la llamada de alerta de varios particulares, pero finalmente el niño fue trasladado a A Coruña, dado el tipo de lesiones que presenta. El 112 también informó a la Policía Autonómica y la Policía Nacional, con la finalidad de esclarecer las circunstancias de este suceso.

Consulta aquí más noticias de Lugo.