Ambos colectivos celebran este año el 50 aniversario de sus fundaciones, tal y como ha afirmado la portavoz del Ejecutivo regional, Begoña Martínez Arregui.

En el caso de la Fundación Pioneros, el jefe del Ejecutivo regional valora especialmente en su propuesta que, desde su creación, "se ha sustentado en la articulación de medidas e iniciativas de intervención social en el ámbito educativo para crear más y mejores oportunidades a los jóvenes, con especial sensibilidad hacia aquellos ciudadanos más vulnerables".

Martínez Arregui ha explicado que "en su trayectoria institucional, esta Fundación, parte del tercer sector, ha permitido garantizar la cohesión social de nuestra infancia y nuestra juventud, desde la innovación social y el enfoque de derechos humanos".

Asimismo, ha subrayado que "2018 es un año especial para la juventud riojana, dado que el Pacto por la Emancipación, como acuerdo de amplia base social y política, ha situado la prioridad del empoderamiento juvenil en la Agenda Política de la Comunidad". "Una prioridad colectiva, de toda la sociedad, que es parte de un nuevo contrato social", ha remarcado.

Con la concesión de esta Medalla -ha asegurado Martínez Arregui- "reconocemos a la Fundación Pioneros y, con ella, a cuantas instituciones, entidades y asociaciones sociales nos ayudan a promocionar los derechos sociales de los riojanos".

ORIGEN DE PIONEROS

El origen de Pioneros se remonta al año 1968, cuando Julián Rezola, un educador innovador, criticado y crítico, que acababa de volver de pasar una temporada en Francia, funda el Movimiento Pioneros en el barrio de Yagüe de Logroño, cargado de las ideas que aprendió en el Mayo del 68 de París.

En 1978, se constituye en asociación, comienza a incorporar profesionales, renueva su estructura y pone en práctica nuevos programas que complementan la acción de calle, para ofrecer nuevas respuestas para una realidad distinta

Medio siglo después y convertido en fundación, Pioneros es una entidad social que atiende cada año a más de 800 jóvenes y 200 familias impulsando procesos educativos desde la participación de todos los actores de la comunidad local, con carácter preventivo y promocional, partiendo de la igualdad de oportunidades y orientado a facilitar dinámicas de transformación social para la mejora de su calidad de vida.

Su apuesta por la innovación en la intervención social, la capacidad de responder a las necesidades específicas de los jóvenes y sus familias, la convicción de que las dificultades pueden convertirse en oportunidades y, todo ello, con profesionales altamente cualificados son su mejor carta de presentación y la garantía que avala su valiosa trayectoria.

AMIGOS DE LAS CRÓNICAS NAJERENSES

La concesión de la Medalla de La Rioja a la Asociación de Amigos de las Crónicas Najerenses se realiza a propuesta del presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, atendiendo la petición unánime del Pleno del Ayuntamiento de Nájera del pasado 25 de abril.

En su proposición, el jefe del Ejecutivo regional asegura que "la cultura en La Rioja es activo de nuestra identidad regional" y señala que "es una comunidad creativa y creadora gracias al compromiso de instituciones, empresas y colectivos con la cultura histórica y la cultura más actual".

"Uno de esos colectivos comprometidos es la Asociación de Amigos de las Crónicas de Nájera, que ha logrado congregar en la ciudad a miles de visitantes en torno a esta representación medieval que este año cumple su quincuagésima edición", remarca.

'EL REINO DE NÁJERA'

La portavoz del Ejecutivo regional ha destacado que la Asociación de Amigos de las Crónicas Najerenses "es la heredera de un legado cultural: El Reino de Nájera. Una representación teatral que tiene lugar en la ciudad de Nájera y que convoca cada año a cientos y miles de visitantes".

"En la figura de este colectivo -tal y como ha explicado Martínez Arregui- el Gobierno de La Rioja quiere destacar la capacidad del diálogo intercultural y la transmisión de los valores culturales entre generaciones para hacer preservar nuestra identidad cultural. Es esta transferencia de abuelos a padres, de padres a hijos, y de hijos a nietos la que convierte en perdurable nuestra historia, nuestra cultural y nuestra costumbre regional".

La portavoz gubernamental ha resaltado que "iniciativas como 'El Reino de Nájera' nos permiten significar y realzar la importancia de los espacios comunitarios y de la participación vecinal. El Reino de Nájera y otras muchas son germen de eso que ahora denominamos 'Gobierno Abierto', de la participación y la co-creación ciudadana para ofrecer cultura y educación a la ciudadanía riojana", ha precisado.

El Reino de Nájera-Pamplona fue clave en la historia nacional, tal y como reflejan diversos estudiosos de la Historia. Sus dominios se extendieron al tercio superior de la Península y llegó a ser el más importante reino de la Reconquista y de la cristiandad. De él nacieron los de Aragón y -Castilla, germen del Estado español.

Este año se celebra el 50º aniversario del espectáculo 'El Reino de Nájera', anteriormente conocido como Crónicas Najerenses. Una representación que es símbolo del orgullo de los najerinos por su historia y se ha convertido en uno de los mayores exponentes cultural, histórico-artístico, social y turístico de nuestra comunidad autónoma.

Con esta distinción, el Gobierno de La Rioja reconoce "el tesón, esfuerzo y empeño de todo un pueblo por mantener vivas sus señas de identidad, conservarlas, transmitirlas de generación en generación, proyectarlas al exterior y contribuir así al engrandecimiento de nuestra comunidad autónoma".

El Ejecutivo regional ya aprobó en 2015 decreto por el que se declaraba Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de carácter inmaterial 'El patrimonio cultural de las Crónicas Najerenses', en Nájera.

El origen de las representaciones se remonta a 1968, cuando el najerino Justiniano García Prado escribió un guión teatral titulado 'La paloma y el azor', en torno a la leyenda fundacional del Monasterio de Santa María la Real. La obra se representó por primera vez en 1969 en el Claustro de los Caballeros bajo el título 'Crónica Najerense'.

122 DISTINCIONES EN 33 AÑOS

De acuerdo con la Ley 1/2001, de 16 de marzo, reguladora de los honores, distinciones y protocolo de la comunidad autónoma, la Medalla de La Rioja constituye el grado máximo de condecoraciones que puede otorgar el Gobierno regional para premiar a instituciones que, por sus actividades de investigación científica, desarrollo tecnológico, literarias, culturales, artísticas, sociales, económicas, docentes, deportivas o de cualquier otra índole, hayan favorecido de modo notable los intereses públicos regionales.

Desde 1985 hasta hoy, el Gobierno de La Rioja ha concedido 54 medallas de La Rioja, 19 distinciones de Riojano Ilustre, dos de Riojano de Honor y 47 insignias de La Rioja. En total, durante estos 33 años, el Gobierno ha otorgado 122 distinciones como reconocimiento público a las instituciones y personas que se han destacado por su servicio a la sociedad riojana desde cualquier ámbito de la actividad.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.