Interceptado un conductor ebrio en un control en Catoira (Pontevedra)
Interceptado un conductor ebrio en un control en Catoira (Pontevedra) GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil investiga al conductor de un mismo turismo por delito contra la seguridad vial, al conducir pese a carecer del permiso por haber sido retirado tras sentencia judicial firme, y procedió a denunciar al acompañante por superar las tasas de alcohol en aire espirado al hacerse cargo del vehículo poco antes de llegar al punto del control con el vehículo.

Según ha informado el Instituto Armado, los hechos ocurrieron durante un dispositivo de seguridad ciudadana establecido en el entorno de la población de Catoira (Pontevedra).

Los agentes de la Comandancia de Pontevedra que tenían desplegado un control en los accesos de la localidad observaron como un turismo se detenía "justo antes del punto de verificación de vehículos y personas, intercambiándose conductor y acompañantes para continuar la marcha hasta el citado punto donde se encontraban los agentes", han relatado las mismas fuentes.

"La sorpresa fue que al llegar al citado punto y ser identificados, pudieron observar que el conductor que se hizo cargo del vehículo y que llegó conduciendo hasta el punto donde se encontraban los agentes, lo hace con una tasa de alcohol superior a la permitida", subraya la Benemérita.

DILIGENCIAS

Además, las mismas fuentes han resaltado que el acompañante que conducía hasta metros antes del control, y que había sido observado por el "escalón de vigilancia", carecía de permiso de conducción "por haberle sido retirado por orden judicial como parte de una sentencia en firme por un delito contra la seguridad vial anterior", por lo que solicitaron la presencia de una patrulla de la Agrupación de Tráfico para que se hiciese cargo de la investigación de los hechos.

Ante tal circunstancia se procedió a la instrucción de diligencias por delitos contra la seguridad vial, uno por hacerlo pese a carecer del permiso de conducción, ya que fue identificado "sin ningún tipo de género de dudas", sostiene el Instituto Armado, por los agentes como la persona que llegó conduciendo hasta metros antes del control.

Mientras, a su acompañante se le formuló un boletín de denuncia por superar los límites legales de alcohol legalmente establecidos al hacerse cargo del vehículo para intentar pasar el punto de verificación sin que identifiquen a su compañero.

RESTOS EN LA NARIZ

Además, tanto al conductor y titular del vehículo, como al acompañante y posterior conductor, se les sometió a la prueba salival de detección de drogas, ya que "ambos presentaban restos del consumo de algún tipo de sustancia prohibida en la nariz", ha afirmado la Guardia Civil.

Esas pruebas están pendientes del resultado tras ser analizadas por el laboratorio de referencia que determinará qué tipo de sustancia habían consumido, han concretado las mismas fuentes.

Las diligencias instruidas por un delito contra la seguridad vial han sido entregadas en el juzgado de Instrucción de guardia de Vilagarcía de Arousa.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.