Juez
Un juez con el mazo en la mano en una foto de archivo. GTRES

La Audiencia de Pontevedra ha condenado a tres años de cárcel a Adrián Darriba por un delito de estafa continuada. El condenado confesó haber conseguido que una joven con la que mantuvo una relación por internet le entregara hasta 53.000 euros, según publica el Faro de Vigo.

La sentencia determina que Darriba deberá devolverle a la víctima el dinero que le estafó y pagarle 9.000 euros de indemnización por los daños psicológicos que le causó y las secuelas que le quedaron.

El estafador confesó durante el juicio, lo que motivó la reducción de un año en la pena impuesta.

Adrián Darriba se hizo pasar por Anxo en la red social Badoo, a través de la que contactó con la chica, una viguesa de 26 años. Le dijo que era estadounidense y que tenía mucho dinero, heredado de sus padres. No obstante, empezó a pedirle grandes cantidades para pagar un supuesto costoso tratamiento contra una extraña enfermedad epiléptica.

A consecuencia de estos hechos, la joven tuvo que estar en tratamiento psiquiátrico al sufrir estrés postraumático.