Efectos del temporal de lluvia y viento en Matalascañas
Efectos del temporal de lluvia y viento en Matalascañas. AYUNTAMIENTO DE ALMONTE/Archivo

"Vamos a trabajar juntos para que las cosas vuelvan a la normalidad a la mayor celeridad posible", aseguró el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el pasado marzo en su visita a La Antilla (Huelva), una de las playas andaluzas más afectadas por el temporal Emma. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, presente también en la visita, señaló que era necesaria "toda la colaboración y cooperación" entre instituciones para reparar los importantes daños materiales sufridos y evitar así consecuencias indeseables a nivel turístico.

Dos meses después, apenas queda rastro de esos buenos propósitos de colaboración entre ambas Administraciones, envueltas estos días en un cruce de declaraciones sobre la extracción de arena necesaria para la recuperación de las costas, especialmente las de Huelva y Cádiz, las más damnificadas por las fuertes lluvias y el viento.

El Ejecutivo central asegura que los puntos de dragado que propone la Junta para la extracción de la arena "no son válidos o resultan insuficientes". Así, por ejemplo, se precisan 370.000 metros cúbicos de arena para las playas onubenses de Mazagón y Matalascañas y otros 560.000 para El Portil, La Antilla e Isla Antilla.

Sin embargo, explica el subdelegado del Gobierno en la comunidad, Antonio Sanz, los puntos de dragado autorizados por la Junta ofrecen de media unos 5.000 metros cúbicos, "lo que resulta claramente insuficiente". Además, señala Sanz, las opciones "no son válidas por la calidad de la arena, al tratarse de zonas que son vertederos de dragados de puertos en las que puede haber arena contaminada y no son aptas".

Por ello, ha reclamado de manera al Gobierno andaluz alternativas "urgentes" para "proseguir con los trabajos ya iniciados", ya que el Ejecutivo central "tiene el dinero previsto y las máquinas".

Afección a la pesca

Y es que las propuestas realizadas desde Madrid, el Placer de San Jacinto y la Flecha de El Rompido, han sido denegadas por la Junta, que asegura que una intervención en estas zonas, especialmente en la primera, ubicada frente a la desembocadura del Guadalquivir, "pondría en riesgo el modo de vida de miles de familias del Golfo de Cádiz" por su incidencia en especies "estratégicas" para la pesca, como la chirla, el langostino o la acedía. Extremo que, según la Consejería de Medio Ambiente, es compartido por el Instituto Español de Oceanografía.

El Gobierno central niega este extremo y afirma contar con un informe, ajeno al Estado, que determina que el dragado en las zonas propuestas no afectaría a la pesca.

Ambas administraciones aseguraban este mismo jueves que mantienen su voluntad de cooperación para resolver el problema, pero ¿de quién sería entonces la responsabilidad en caso de que las playas no estén operativas este verano? La Junta dice que del Gobierno central, y este, que de la Administración regional.

Mientras, el subdelegado del Gobierno en Granada ha subrayado el compromiso del Ejecutivo central de acelerar los trabajos de acondicionamiento para que las playas de Motril estén listas el próximo 1 de junio. Su homólogo en Málaga también ha asegurado que las playas de toda la provincia estarán "en perfectas condiciones" este verano.

Consulta aquí más noticias de Huelva.