Turistas en el aeropuerto de Barajas
Un grupo de jóvenes turistas en el aeropuerto de Barajas. EUROPA PRESS

Viajar en avión supone aceptar muchas veces una serie de reglas más allá de las ya conocidas sobre el equipaje en las zonas de control. El auxiliar de vuelo Elliott Hester ha recopilado las fundamentales en un artículo publicado en el Orlando Sentinel del que se hacen eco en Gizmodo.

Para empezar, hay que tener en cuenta que en vuelos (especialmente los internacionales) es probable que nos sometan a preguntas que estamos obligados a responder, como cuando se viaja a Estados Unidos. Existen organismos que regulan los derechos y obligaciones de la aviación civil, como la Administración Federal de Aviación de EE UU, que así lo recogen. Aunque este tipo de control es famoso cuando se viaja a Norteamérica, existen otras zonas del mundo que también lo realizan. Negarte a ello puede suponer que te detengan y deporten.

Otra cosa que suele provocar más retenciones de pasajeros de lo que imaginamos es el querer colar todo tipo de cosas de forma irregular en los controles. El instructor de la TSA Academy Jason Pockett ha contado a Business Insider que los pasajeros tratan de colar todo tipo de cosas, hasta las más inverosímiles, como se puede ver en la propia cuenta de Instagram de la TSA.

También hay que evitar acudir borracho o decir que se está ebrio ya que solo eso puede ser motivo para que te impidan acceder a un vuelo y, en el peor de los casos, acabar detenido, según cuentan en Smart Travel.

La última de las cosas que no debes hacer en un aeropuerto o un avión, aunque resulte una obviedad suele ser una desgraciada broma que se puede provocar un serio disgusto si uno la dice en un aeropuerto: bromear sobre el terrorismo y la posesión de armas o bombas.