Antibióticos. Fármacos. Blíster. Pastillas.
Diferentes tipos de antibióticos. BERBÉS - Archivo

Los centros de atención primaria (CAP) del Instituto Catalán de la Salud (ICS) recetaron 25.664.610 dosis de antibióticos en 2017, solo un 0,3% menos (83.220) que en 2016, cuando se prescribieron 25.747.830. Sin embargo, es la primera vez que se registra una reducción.

La cifra del año pasado equivale a 11,72 dosis diarias por cada mil habitantes (DHD) y a 4,81 en el caso de los niños. Según ha informado este jueves el ICS a través de un comunicado, estas cantidades son inferiores a las que se registran al conjunto del Estado pero "todavía quedan lejos" de las de los países nórdicos, más bajas.

El objetivo del Instituto Catalán de la Salud es que sus profesionales solo prescriban antibióticos cuando realmente sea necesario, es decir, para tratar infecciones producidas por bacterias, puesto que hacer un uso inapropiado e indiscriminado está relacionado con el aumento de la resistencia bacteriana a estos medicamentos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que esta es una de las mayores amenazas a la salud global, a la seguridad alimentaria y al desarrollo del mundo. Además, supone un aumento de los costes del sistema sanitario, alarga el tiempo de ingreso a los hospitales e incrementa la mortalidad.

Por estos motivos, el ICS trabaja para elaborar herramientas que permitan que los médicos puedan recetar antibióticos correctamente y para que los pacientes utilicen estos medicamentos de forma responsable, durante el tiempo que les haya indicado el profesional médico y con la dosis recomendada.

Los más prescritos en la atención primaria del ICS pertenecen al grupo de las penicilinas. Estos representan casi dos terceras partes del total. Dentro del grupo de las penicilinas, el que más se receta es el amoxicilina y en el segundo lugar se sitúan las combinaciones de amoxicilina y ácido clavulánico.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.