Los diputados del PP aplauden a Ángel Garrido tras su discurso de investidura
Los diputados del PP aplauden a Ángel Garrido tras su discurso de investidura. EUROPA PRESS

El candidato a la investidura como presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha presentado este jueves un programa de Gobierno en el que, además de una batería de medidas para fomentar el empleo, en educación, sanidad o asuntos sociales, ha reivindicado el legado de su antecesora, Cristina Cifuentes, y se ha mostrado dispuesto a terminar este último año de legislatura con “avances” para los madrileños que estarán lejos de ser “un trámite”.

Garrido se ha presentado a la primera jornada de la sesión de investidura en la Asamblea de Madrid confesando que “nunca esperé protagonizar ahora este debate de investidura”. “Creo que no solo yo”, ha añadido, antes de advertir de que “no voy a rehuir mi responsabilidad ante los madrileños”.

Ante la mirada del coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, y de los nuevos dirigentes del PP de Madrid que han asistido a escuchar su discurso, Garrido ha reivindicado el proyecto que inició Cifuentes hace tres años y que él se dispone a continuar en este último año que queda antes de las autonómicas de mayo de 2019.

En una forma que a veces se parecía más a un discurso sobre el estado de la Región por los logros de años anteriores, Garrido fue reivindicando los años de la expresidenta puesto que de su proyecto él forma parte, tal y como después puso en valor Martínez Maillo, representante del PP nacional que, como Garrido, desde hace días defiende que Cifuentes dimitió por motivos personales ajenos a su gestión política.

Sólo al final, la mención a la expresidenta ha sido expresa. “Creo que es preciso reconocer que Cristina Cifuentes, que ha formado parte de esta Cámara durante muchos años, ha sido una profesional entregada al servicio público, que en estos años ha gobernado la Comunidad de Madrid con dedicación y con acierto, en circunstancias muy difíciles”, ha dicho Garrido sobre su amiga.

Cifuentes no estaba allí para escucharle, para empezar, porque su nombre no figuraba entre las invitaciones que cursó el grupo del PP en la Asamblea para presenciar la sesión de investidura.

Acuedo con Ciudadanos

La segunda mención directa de Garrido fue para Ciudadanos, el grupo que le ha garantizado el apoyo de sus 17 diputados, necesarios para convertirse en presidente regional en la votación prevista para este viernes, tras las intervenciones de los grupos de la Asamblea.

Su portavoz, Ignacio Aguado, no ha dejado de insistir desde la designaciónde Garrido como candidato en que su gobierno será un mero trámitede cara a las elecciones de mayo del año que viene. Además de negar este extremo -"vamos a vivir un año muy intensamente y cargado de contenido", ha asegurado en otro momento-, Garrido se ha mostrado dispuesto a mantener el pacto de investidura que Aguado firmó con Cifuentes y que ahora Ciudadanos ya no tiene interés en mantener.

“Para nosotros continúa vigente porque nos gusta ser rigurosos con la palabra dada”, ha dicho sobre Ciudadanos antes de volverse a su portavoz en la Asamblea para agradecerle respaldo que este viernes dará a su investidura.

Incentivos a la contratación, becas y profesores

Por lo que respecta a su programa de Gobierno, Garrido ha anunciado una batería de medidas en empleo, educación, sanidad, asuntos sociales o transporte.

Ha asegurado que la creación de empleo será “prioridad” para él y ha anunciado incentivos a empresas y autónomos por valor de hasta 10.000 millones de euros para fomentar la contratación de empleados, de larga duración, de mujeres y de miembros del colectivo trans.

Garrido también ha proclamado que las políticas sociales “van a ser uno de los pilares principales de mi acción de Gobierno”.

En el ámbito educativo, se ha comprometido a volver a batir el récord de becas y ayudas”, para lo que consignará becas para facilitar el acceso a la universidad a alumnos con menos recursos, de Segunda Oportunidad y de Excelencia en Formación Profesional.

Asimismo, su Gobierno bajará un 5% el precio de las guarderías públicas, destinará 36 millones de euros para incrementar el cheque de Educación Infantil y pondrán en marcha 24 nuevos colegios bilingües en la Comunidad y nueve centros trilingües con francés o alemán.

Ha asegurado que “nadie está haciendo tanto” por los niños con trastorno del espectro autista “como nosotros” y ha anunciado nuevos centros y plazas, además de la incorporación de 2.200 nuevos profesores.

A caballo ente la educación y la familia, ha anunciado también una deducción sobre el IRPF para que los padres y madres puedan deducir el 20% de la cotización a la Seguridad Social del cuidador o cuidadora de sus hijos hasta tres años, hasta un máximo de 400 euros por familia.

Por lo que respecta a la Sanidad, Garrido se ha comprometido a aumentar la plantilla en 19.700 en los próximos tres años, así como inversiones para el tratamiento del cáncer y aperturas de nuevos centros de atención primaria y consultorios.

No es una legislatura agotada

Estas son algunas de las propuestas con  las que Garrido va a tratar de “dar continuidad en la dirección de las políticas públicas que han funcionado” bajo la dirección de Cifuentes. “Carecería de toda lógica paralizarlas ahora”, ha  añadido Garrido, que ha reiterado que su plan “desmiente por sí mismo que esta sea una legislatura ya agotada”.

“No hay agotamiento, sino progresión y esfuerzo sostenido”, ha asegurado el candidato a la investidura bajo la atenta mirada de grupos que mañana votarán a su favor y en contra.

Triunfalista y para las élites

Para el secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, el discurso de Garrido ha sido “triunfalista” y “poco realista”. El líder de los socialistas madrileños ha echado en falta medidas de “regeneración” o un “propósito de enmienda sobre la corrupción que existe y ha existido en la Comunidad de Madrid”, o a los 1,2 madrileños que se encuentran “en riesgo de pobreza”.

La portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, ha acusado a Garrido de “gobernar exclusivamente para las élites”, como demuestra la deducción por el gasto en el cuidado de los hijos, dirigida a “las familias ricas”.

“Lo más llamativo ha sido la descripción que ha hecho en continuidad con Cifuentes de una Comunidad de Madrid que no existe y de unas políticas llevadas a cabo por el PP que no existen tampoco”, ha dicho Ruiz-Huerta. “Política de fuegos y artificios, de trampantojo”, ha dicho.

Por su parte, Aguado ha reaccionado al discurso de Garrido confirmando que “votaremos a favor por sentido de la responsabilidad en la Comunidad de Madrid”, de manera que el poco misterio que existía acerca de la investidura de Garrido queda definitivamente resuelto 24 horas antes de la votación de este viernes.

Según lo previsto, Garrido se convertirá en presidente este viernes con los 48 votos del PP y los 19 de Ciudadanos y el Gobierno regional pasará página a dos meses de crisis por la polémica del máster de Cifuentes primero y del ominoso vídeo que terminó haciéndola caer.