María Jesús San José durante la Asamblea de Erkide
María Jesús San José durante la Asamblea de Erkide GOBIERNO VASCO

La consejera de Trabajo del Gobierno Vasco, María Jesús San José, ha aplaudido el "compromiso social" y la apuesta de las cooperativas por el empleo "de calidad", por lo que ha demandado al resto de empresas que se sumen a estas prácticas de "responsabilidad social", lo que pasa de forma "ineludible" por una subida de salarios.

San José ha presidido este jueves en Vitoria-Gasteiz la apertura de la Asamblea General de la Federación de Cooperativas, Erkide, que cuenta con más de un millar de cooperativas asociadas.

La consejera ha destacado la aportación de las cooperativas a la creación de empleo de calidad, que se ha materializado en un incremento de 1.250 nuevos empleos en 2017, lo que eleva a 53.600 el número de personas que trabajan en las cooperativas vascas.

San José ha alabado el "compromiso social" de las cooperativas de Euskadi, por lo que se ha dirigido a "otros tipos de empresas, ajenas al cooperativismo", para demandarles "compromiso y responsabilidad social". Esto, según ha asegurado, "pasa ineludiblemente por la subida de los salarios y por recuperar y mejorar las condiciones de trabajo de los años anteriores a la crisis".

"VALORES Y PRINCIPIOS"

La consejera de Trabajo y Justicia ha afirmado que los "valores y principios" de las cooperativas y del conjunto de la economía social "son elementos transformadores de la sociedad", que permiten avanzar hacia una Unión Europea "económicamente sostenible, integrada y cohesionada".

"La economía social es uno de los pilares fundamentales del modelo social europeo, y responde al compromiso básico de colocar a las personas en el centro, arraigando las sociedades al territorio, generando y distribuyendo equitativamente la riqueza con empleos de calidad", ha manifestado.

APOYO DE LA UE

San José ha recordado que las instituciones europeas tienen "el compromiso y la voluntad" de ayudar y apoyar a las diversas formas de la economía social con programas, proyectos y fondos destinados a estimular y desarrollar las entidades que la conforman.

La consejera ha señalado que su departamento tiene previstas, para este año, un conjunto de ayudas destinadas a la economía social por importe total de 4,5 millones de euros. Entre estas medidas de apoyo se encuentran dos nuevos programas de ayudas destinados a la participación de los trabajadores y a las políticas de Responsabilidad Social Empresarial.

La mitad del importe de las ayudas irá destinado a la creación de nuevas empresas de economía social, que en 2017 contribuyeron a la creación de 143 empresas y 429 nuevos empleos directos.

San José ha explicado que el presupuesto en esta materia se ha incrementado en un 11%. Las ayudas están destinadas a facilitar la constitución y promoción de empresas de economía social, a fortalecer, modernizar y mejorar las condiciones en las que desarrollan su actividad y a hacer posible que, sin perder el "arraigo" en el territorio, proyecten su actividad hacia el exterior.

Consulta aquí más noticias de Álava.