Según informaron fuentes judiciales, se investiga un delito de homicidio en grado de tentativa y tenencia ilícita de armas.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado martes cuando, por causas que se desconocen, padre e hijo comenzaron a discutir. Ya en la madrugada, el joven aprovechó que su progenitor dormía y le disparó, causándole diversas lesiones como consecuencia del impacto de varios perdigones, según han informado a Europa Press fuentes próximas.

Los agentes de la Guardia Civil localizaron y detuvieron horas después al joven por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa. Por su parte, la víctima fue trasladada al hospital Morales Meseguer, donde se recupera de las heridas ocasionadas.

El delegado del Gobierno en la Región, Francisco Bernabé, ha remarcado que, tanto en este caso como en el de la mujer detenida en Archena por rociar con un líquido a su marido y ocasionarle quemaduras de tercer grado, "tuvimos una rápida y efectiva actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

En concreto, Bernabé ha remarcado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "inmediatamente detuvieron a los presuntos culpables y los mismos están puestos desde este miércoles a disposición judicial. Son los jueces los que tienen que tomar las determinaciones oprotunas", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Murcia.