Según informan fuentes judiciales, se investiga un delito de lesiones agravado.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del lunes al martes en una vivienda de Archena, tras recibir el aviso la Benemérita de que una mujer había rociado presuntamente con un líquido abrasivo a su pareja.

A tenor de los hechos, la Guardia Civil procedió a la detención, ya el martes por la mañana, horas después, de la mujer por un presunto delito de lesiones graves.

Consulta aquí más noticias de Murcia.