Para la formación sindical esta inclusión es un logro y un avance fundamental en materia de prevención de riesgos laborales. También creen que es un avance en los derechos de los trabajadores, pues esta inclusión en el listado facilita el reconocimiento como profesional, de forma directa, "del daño a la salud provocado por el sílice".

A juicio de CCOO, las evidencias científicas han demostrado que el polvo respirable de sílice libre, presente en muchas actividades laborables, es "susceptible de provocar cáncer de pulmón". Este agente está presente en actividades con un grado de presencia importante en Asturias, y por tanto afecta a un amplio colectivo de trabajadores.

Entre las actividades que se ven reflejadas en dicho cuadro están las de minas, túneles, obras públicas, trabajos en canteras, manipulación de minerales o rocas, trabajos de demolición, chorro de arena, industria de la cerámica, siderometalurgia, industria del papel, fabricación de plásticos y pinturas, entre otras.

Según indica en nota de prensa, CCOO hace un llamamiento a los trabajadores para poner a su disposición la información necesaria de cara a canalizar las reclamaciones para el reconocimiento como enfermedad profesional de aquellos que pudiesen verse afectados por esta contingencia, así como los procedimientos de vigilancia de la salud ocupacional y post-ocupacional que deben aplicarse a los afectados por este riesgo.

Consulta aquí más noticias de Asturias.