Nota De Prensa De La Guardia Civil
Nota De Prensa De La Guardia Civil GUARDIA CIVIL DE GRANADA

En esta operación, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, han sido intervenidas 711 plantas de cannabis sativa, 5,8 kilos de marihuana, una pistola de calibre nueve milímetros municionada, una balanza de precisión, una máquina termoselladora y dos vehículos.

Los agentes sospechaban que, en dos casas de campo del término municipal de Pinos Puente, en el área metropolitana de Granada, pudieran dedicarse al cultivo de cannabis sativa. Vigilaron ambas viviendas y, tras varios meses de vigilancia, confirmaron las sospechas y consiguieron documentar "qué personas participaron en la puesta en funcionamiento de las dos plantaciones, entre ellas, y de manera muy activa, los propietarios de un conocido grow shop".

El 10 de mayo tuvo lugar la fase de explotación de esta operación y la Guardia Civil realizó dos registros en estas dos casas de campo. En el primero, la Guardia Civil encontró 551 plantas de cannabis sativa distribuidas en cuatro habitaciones, y 781 gramos de marihuana dispuesta en bolsas de plástico para su venta y una pistola de calibre nueve milímetros municionada con cartuchos de fuego real.

En la segunda vivienda, la Guardia Civil intervino 160 plantas de cannabis y cinco kilogramos de marihuana, una bascula de precisión y una máquina termoselladora para envasar al vacío la marihuana.

Durante la operación, la Guardia Civil ha contado con la colaboración de la Policía Local de Fuente Vaqueros (Granada) y de técnicos Endesa. Estos últimos después de inspeccionar las dos viviendas y descubrieron que ambas tenían acometidas ilegales a la red eléctrica.

Tras los registros han sido detenidas tres personas, la última el pasado día 15 de mayo, como presuntas autoras de un delito contra la salud pública, otro de tenencia ilícita de armas y otro de defraudación de electricidad.

Los detenidos son el propietario de las viviendas y los dos encargados de su custodia. También han sido investigados como presuntos autores de un delito contra la salud pública los propietarios del 'grow shop', que supuestamente "no solo les vendieron las semillas y el material necesario para la puesta en funcionamiento de la plantación, sino que además les ofrecieron a los detenidos asesoramiento directo en las mismas viviendas".

Consulta aquí más noticias de Granada.