Este pago hace referencia a una de las denuncias del exalcalde del PP ante el Tribunal de Cuentas contra el anterior alcalde socialista, una denuncia que fue archivada y que derivó en la imposición de costas a la institución local.

"Una vez más, los costes de las aventuras judiciales de Adolfo Canedo Cascallana recaen sobre el actual equipo de gobierno de Cacabelos", señalan los actuales rectores del Ayuntamiento, tras recordar que hace unos días dicha institución fue condenada a pagar a la Seguridad Social un recargo de prestaciones por un importe de 220.000 euros.

"Los desmanes de la anterior legislatura del PP están suponiendo en la actual legislatura más de tres millones de euros, y la cuenta sigue subiendo, y al parecer todavía quedan otras sorpresas por venir", advierten las mismas fuentes.

Ante ello, el actual equipo de gobierno pide la dimisión de Adolfo Canedo Cascallana, como concejal tránsfuga, y de los concejales del PP que lo acompañaban, y que den explicaciones a los vecinos de por qué hay que destinar dinero para pagar sus "juergas judiciales en vez de invertirlas en el municipio".

Consulta aquí más noticias de León.