Instalaciones de Aceites Prieto Reina SL
Instalaciones de Aceites Prieto Reina SL AEMO

Según ha indicado la asociación en una nota, por su parte, y recayendo por primera vez en una mujer, Consoli Molero, jefa de producción y gerente de la Cooperativa Olivarera de Valdepeñas (Covival), de Ciudad Real, ha sido reconocida como la Mejor Maestra de Molino del año.

Así, el Primer Premio AEMO a la Mejor Almazara Nacional ha recaído en Aceites Prieto Reina SL, cuyo aceite se comercializa bajo la marca Pago Las Monjas. Esta incipiente almazara ha irrumpido en el "olimpo de la calidad en solo dos años", fundamentando su particular "secreto" en una cuidada selección de la materia prima, aceitunas serranas de la variedad Nevadillo recolectadas por parajes y en un óptimo estado de maduración.

El método, aunque comienza en el campo, prosigue en la almazara donde la aceituna es recepcionada, limpiada y lavada cuando es necesario, y molturada en frío. Destaca asimismo el escrupuloso proceso de valoración organoléptica y la separación cuidada de partidas, lo que culmina con un zumo de aceituna "excepcional".

La bodega esta perfectamente segmentada por lo que se consigue clasificar minuciosamente cada unidad de molturación. Se trata de una empresa familiar que apuesta por la calidad, el envasado y la dignificación de un producto que ya se conoce como esencia de las sierras de Montoro.

Respecto a la cata, el jurado ha descrito al zumo como "aceite de gran personalidad que en nariz presenta un frutado intenso de aceituna verde, intensas notas de hierba fresca recién cortada, tomate verde, plantas aromáticas, destacando la hierbabuena, y un universo de variadas frutas frescas envueltas en frutos del bosque".

"Su conjunto resulta, aromáticamente, altamente complejo y rico en matices. En boca presenta una entrada dulce tras la cual sorprende con unos equilibrados y domados amargor y picor que culminan con un retrogusto a alloza".

Por su parte, Luque Ecológico, cuyo aceite se comercializa bajo el mismo nombre, ha recibido el accésit especial por la gestión integral de la calidad que esta empresa familiar lleva como bandera. Con una gestión joven, profesional y moderna la almazara se basa en la cuidadosa recepción y clasificación del fruto en el patio, la pulcritud y la limpieza en todos los puntos del proceso y un manejo óptimo de tiempos y temperaturas con el obsesivo fin de no alterar en lo más mínimo el zumo que llega del campo.

Cumpliendo con todos los estándares nacionales e internacionales de calidad y control de puntos críticos, la almazara de Luque Ecológico supone un "ejemplo de industria agroalimentaria moderna" que se autoimpone normas de calidad y sanitarias que van más allá de la legislación.

Su apuesta por la calidad se ha unido a la producción ecológica y a la certificación de la huella de carbono, todo lo cual ha logrado el éxito de la comercialización de sus aceites en mercados europeos, americanos y asiáticos. Valor añadido en la tierra.

El jurado en la cata ha descrito el aceite como "frutado medio a aceituna verde, con notas a hierba, donde destacan diferentes hortalizas frescas como el tomate y la alcachofa y frutas como la manzana y alloza. En boca es fluido y con un equilibrado amargor y picor de intensidad media".

Por último, el jurado ha otorgado Reconocimiento Especial a la Mejor Maestra de Molino a Consoli Molero, de la Cooperativa Olivarera de Valdepeñas, cuyo aceite se comercializa bajo la marca Valdenvero, de Valdepeñas.

Molero maneja la almazara de su cooperativa de una "forma ejemplar, desde su puesto de gerente ha sabido incentivar y convencer a sus socios del momento óptimo de recolección para que el fruto arribe al molino en perfectas condiciones de maduración, pero una vez allí se enfunda el mono de maestra, y capitanea personalmente el procesado de la aceituna como solo ella sabe hacerlo".

El esmero, la pulcritud y la absoluta limpieza en todos los puntos del proceso, unido al profundísimo conocimiento técnico de las variables de la molturación, forman un "cóctel mágico, una tormenta perfecta que hace que sus aceites fluyan con unas cualidades organolépticas excepcionales y con unos contenidos saludables inigualables".

Este año este concurso ha sido patrocinado por Caja Rural de Jaén, que de esta forma afianza su "fuerte compromiso" con el sector transformador español.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.