Mesa sectorial de educación no universitaria
Mesa sectorial de educación no universitaria XUNTA

La Consellería de Educación y los sindicatos con representación en la mesa sectorial de la enseñanza no universitaria (CC.OO., UGT, CIG y ANPE) han comenzado este miércoles las negociaciones para revisar los salarios de los docentes gallegos y han acordado una subida lineal que los sitúe en torno al sexto puesto del Estado entre los que más cobran.

Tanto la Administración autonómica como las organizaciones han coincidido en que la subida de salarios tendrá que ser lineal, es decir, igual para los cuatro cuerpos docentes -maestros, profesorado técnico de FP, de Educación Secundaria y catedráticos no universitarios-.

Asimismo, al término de las negociaciones, que continuará el próximo martes día 22 de mayo, tres de los cuatro sindicatos -UGT, CC.OO. y ANPE- han puesto encima de la mesa un aumento de 130 euros mensuales (todavía sin plazo de aplicación) y una cláusula de revisión del acuerdo. Por su parte, la CIG ha elevado esta cifra hasta los 200 euros.

En la actualidad, según los sindicatos, los docentes gallegos se sitúan entre los undécimos y los décimo terceros en el ranking nacional, mientras que la Xunta alega que están "muy cerca de la media estatal".

En declaraciones a los medios, el director xeral de Centros e Recursos Humanos, José Manuel Pinal, no ha avanzado ninguna cuantía hasta la cual está dispuesto a llegar su departamento, si bien UGT, CC.OO. y ANPE han hablado de subidas de entre 130 y 135 euros mensuales.

En todo caso, Pinal ha insistido en el "interés" de la Xunta en "escuchar lo que proponen los sindicatos" para situar a Galicia en una posición "en la línea de los acuerdos alcanzados en 2003 y 2006", es decir, "en torno al sexto puesto".

"NEGOCIACIÓN GLOBAL"

Por su parte, el secretario de CIG Ensino, Suso Bermello, ha asegurado que "está muy bien hablar de puestos en la tabla", pero ha matizado que "lo normal sería abrir una negociación global", que incluya la recuperación de condiciones laborales y de las pagas extra, que ha cifrado en torno a 6.300 euros por docente.

En este sentido, ha criticado que el diálogo con la Consellería está "absolutamente cortado y lastrado" por una mesa "en las que no se puede negociar nada" que no sea la homologación de las retribuciones con las de otras comunidades.

"Para nosotros, lo que pretende la Consellería es condicionar un acuerdo a unas reglas de juego con las que no estamos de acuerdo", ha expresado Bermello para, a renglón seguido, criticar los "recortes brutales" que sufrieron los docentes desde 2009. Por ello, la central nacionalista ha elevado su propuesta hasta los 200 euros.

Además, el representante de CIG-Ensino ha recordado que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "se comprometió, en fechas previas a las elecciones autonómicas de 2016, a pactar un calendario de devolución" de esas cantidades y de las condiciones de trabajo. "Pasaron las elecciones y aquí estamos", ha censurado.

Asimismo, ha sugerido a los demás sindicatos y a la Administración autonómica "no tener en cuenta el día de hoy" en las negociaciones, "sino lo que han perdido todos estos años y la situación en la que van a quedar" los profesores después de la homologación.

Y es que, según ha asegurado Bermello, "en fechas próximas habrá acuerdos en otras comunidades" que, previsiblemente, podría hacer que el profesorado gallego vuelva a bajar en el ranking.

EN EL PRIMER TERCIO DE LA TABLA

Durante su intervención, el portavoz de CC.OO. en la mesa, José Fuentes, ha dicho "valorar muy positivamente" la apertura de las negociaciones y ha insistido en situar al profesorado de la Comunidad gallega "en el primer tercio" de la tabla.

Igual que la CIG, CC.OO. ha querido "dejar claro que hay una serie de condiciones que hay que negociar", pero, a diferencia de la postura de Bermello, ha descartado "condicionar la negociación de la homologación a otras cuestiones relacionadas con las condiciones laborales del profesorado".

En este sentido, la responsable de educación de UGT, Paula Carreiro, ha subrayado que la devolución de estos derechos "no es tema a tratar" en la mesa abierta este miércoles porque consideran "que es una restitución de derechos que ya tenían y por los que no hay nada que negociar".

En cuanto a la homologación salarial, Carreiro ha declarado que UGT "quiere ser una organización sindical seria" y, por ello, "lo único que van a tratar será la equiparación salarial" con otras comunidades. "Queremos que sea algo rápido, serio y que se vea en la nómina de los compañeros lo antes posible", ha sentenciado.

"HACER UNA FERIA" DE LA MESA

Por su parte, el portavoz de ANPE, Julio Díaz, ha asegurado que, aunque "todos tienen un calendario reivindicativo", su organización "no quiere viciar la negociación introduciendo temas que al final no llevan a ninguna situación".

Así, ha descartado "hacer una feria" de la mesa sectorial y ha pedido a la Xunta que proponga "soluciones". "Las queremos ya y queremos que los profesores vean en la nómina que sus representantes consiguen acuerdos", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.