Fuentes de la empresa han indicado a Europa Press que este remolcador, botado en 2008, está destinado en los puertos de Huelva y Cádiz.

La embarcación, que estará semana y media en el dique seco de los astilleros, tiene 40 metros de eslora y será sometido a trabajos de repintado, revisión, calderería y puesta a punto.

En estos trabajos, que comenzaron el pasado domingo, participarán entre 30 y 40 trabajadores fijos más plantilla auxiliar eventual.

Ya el año pasado estuvo en las instalaciones una embarcación similar, el remolcador 'Clara Campoamor'.

A mediados de abril, la empresa Astilleros del Guadalquivir recibía al ferry Poeta López de Anglada, de Balearia, para su reparación y puesta a punto, con lo que ya igualaba las actuaciones y pedidos ejecutados en 2017. Ese ferry perteneciente a Balearia viene todos los años a estos astilleros y suponía entre dos y tres semanas de trabajo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.