Illa Diagonal
Illa Diagonal ENCICLOPÈDIA ART

El sector inmobiliario catalán y español está convencido que este 2018 será un nuevo año récord de inversión inmobiliaria como lo fue el 2017, según una de las principales conclusiones del estudio 'Tendencias del mercado inmobiliario en Europa y en Cataluña' publicado por la consultora Price Waterhouse Coopers y el Institut Urban Land.

Rafael Bou, socio responsable Real Estate de PWC. ha destacado que todo y que en los tres últimos meses de 2017 observaron una parada de inversiones a partir del 1 de octubre en el mercado catalán, este efecto ya ha desaparecido y las perspectivas que se observan son optimistas tanto para Madrid como para Barcelona.

Bou también ha subrayado un cambio entre los inversores internacionales que ante la falta de activos de calidad en zonas prime como la Diagonal ahora consideran también activos de calidad los inmuebles destinados a alquiler en barrios periféricos por la gran demanda de rentas por debajo de los mil euros.

En la presentación del estudio, Bou ha advertido que las encuestas hechas en Cataluña y en el Estado español se habían hecho antes del 1 de octubre y por lo tanto los resultados finales no recogen el impacto que el sector vivió en los tres últimos meses de 2017.

Con todo y con eso, el directivo de PWC ha explicado que la paralización de inversiones que se vieron en el último trimestre ya se han esfumado en los primeros cinco meses de este año, fuera de una "minoría" no relevante de inversores institucionales que de momento han decidido no volver a invertir en Cataluña hasta que no se aclare la coyuntura política.

Bou ha explicado que muchas de las zonas prime de Barcelona y Madrid ya están muy explotadas por los inversores inmobiliarios internacionales y cada vez es más difícil encontrar un lugar donde invertir. Esta falta de oferta coincide con una gran liquidez del mercado que tiene prisa por aprovechar el buen momento del sector en un escenario de tipos de interés bajos y de oportunidades de inversión.

Si en el año 2017, con el impacto del 'brexit' y la presidencia de Donald Trump, ha sido un año récord de inversiones inmobiliarias en el mercado de Madrid y Barcelona, los datos que se conocen de los primeros cinco meses de este año en estas dos ciudades hacen preveer con toda seguridad que habrá un nuevo récord de inversiones inmobiliarias, ha explicado Bou.

Barcelona, en el undécimo lugar europeo

En el ranking que elabora PWC después de más de 800 entrevistas a directivos del sector inmobiliario europeo, Barcelona ocupa el lugar 11, después de subir cuatro posiciones, y Madrid el quinto lugar, después de avanzar a cuatro ciudades.

Berlín se sitúa por tercer año consecutivo como la ciudad europea más atractiva para invertir en inmuebles y entre las primeras 10 ciudades europeas cuatro son alemanas: Frankfurt, Múnic y Hamburgo.

El directivo de PWC cree que esta bonanza en el sector inmobiliario tiene los días contados y ha puesto como fecha límite de las buenas perspectivas el segundo semestre de 2019, después de que haya un cambio en la política monetaria expansiva del Banco Central Europeo (BCE) y una subida de los tipos de interés.

A pesar de este cambio de tendencia, Bou ha advertido que no se espera ni una recesión ni una crisis sino una "ralentización" de las inversiones que hará que el crecimiento sea más equilibrado.

Bou también ha reconocido que en estos últimos meses se observa un cambio en el destino de las inversiones de los agentes internacionales. Se trata de un cambio de tendencia provocado por un cierto agotamiento de activos donde invertir en zonas prime tradicionales de Madrid y Barcelona.

Los inversores que disponen de una gran liquidez buscan ahora también activos inmobiliarios en barrios periféricos de estas grandes ciudades para comprar edificios destinados a pisos de alquiler con rentas por debajo de los mil euros.

Bou ha explicado que ante la gran demanda de vivienda de alquiler, los inversores saben que dispondrán de una plena ocupación continuada.

Otros nichos de mercado donde ahora se buscan inversores son para construir residencias de estudiantes universitarios, para personas mayores y hoteles.

Fuera de este nicho también se invierte en activos logísticos para atender la demanda de las empresas de comercio electrónico. Bou ha destacado que en estos momentos hay inversores que son prudentes en las inversiones logísticas porque tienen miedo de que se esté llegando a un punto de 'burbuja' inmobiliaria.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.