La actuación, que ha contado con una inversión de 100.000 euros, supone una mejora directa de la calidad para 2.000 clientes residenciales de ambas localidades y contribuirá también a consolidar el suministro de las empresas situadas en esta parte del corredor del Ebro, ha informado la compañía eléctrica en una nota de prensa.

Los nuevos equipos y sistemas instalados servirán para mejorar la fiabilidad de la red y para facilitar la reposición del suministro en caso de que se produzca alguna incidencia en este nudo eléctrico.

La inversión realizada forma parte del programa de mejora de instalaciones desarrollado anualmente por la compañía con el objeto de consolidar la calidad de servicio y adaptarse a la evolución de la demanda, han indicado las citadas fuentes.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.