El cuerpo del fallecido fue recuperado mediante varias operaciones con la grúa de la aeronave en la que se desplegaron unos 25 metros de cable en cada una de ellas; primero para bajar al agua el bombero-rescatador y después para rescatar a la víctima.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió el aviso a las 19.51 horas. En la llamada señalaban que estaban viendo a una persona flotando en el agua boca abajo.

Tras el rescate el helicóptero tomó tierra en el espigón donde el médico-rescatador confirmó su fallecimiento. Previamente una dotación de Bomberos del SEPA con base en el parque de Avilés había balizado y asegurado la zona para que la aeronave pudiese tomar tierra con seguridad.

La Guardia Civil, avisada desde un primer momento como la Policía Local, se hizo cargo de los trámites para proceder al levantamiento del cadáver.

La Sala 112 del SEPA movilizó el helicóptero medicalizado de Bomberos con el Grupo de Rescate y activó, por tierra, una dotación de bomberos con base en el parque de Avilés. Paralelamente pasó la llamada al SAMU (Servicio de Atención Médica Urgente) y comunicó lo sucedido a la Guardia Civil y a la Policía Local.

Consulta aquí más noticias de Asturias.