Ciudad Deportiva del Levante UD
Proyecto de la ciudad deportiva del Levante UD en el barrio de Nazaret. LEVANTE UD

Las dos principales asociaciones vecinales de Nazaret han mostrado este martes su satisfacción tras el anuncio de la construcción de la nueva ciudad deportiva del Levante UD en el barrio, uno de los más castigados de València en cuanto a inversiones y dotaciones, sobre todo a raíz de la ampliación del puerto que engulló su playa en la década de los ochenta.

El proyecto, desvelado por el club durante un acto este lunes, se materializará mediante una concesión por parte de la Autoridad Portuaria de València. El Levante confía en iniciar las obras, que durarán 18 meses, a lo largo del próximo año 2019. El complejo se convertirá en un "complejo de primer nivel orientado al alto rendimiento" de sus diferentes equipos y dedicará especial atención a las categorías inferiores.

Sobre una parcela de más de 99.000 metros cuadrados, que surgirá del plan especial que están desarrollado la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de València, el club presentará el próximo mes de septiembre un plan para construir sobre este terreno las instalaciones definitivas. La inversión total estimada será de unos 14 millones de euros.

En este suelo, en el que se encuentra el antiguo edificio de la escuela del club deportivo Benimar, que será rehabilitado, está previsto que se construyan diferentes áreas: una zona específica para el primer equipo, oficinas para la dirección deportiva, una residencia para 100 jugadores, un mini estadio con capacidad para 3.000 espectadores, seis campos de fútbol 11, las oficinas del club y la escuela, vestuarios, gimnasio, servicios médicos, áreas de rendimiento deportivo, de prensa, zona de mantenimiento, zonas comunes y de servicios y un pabellón para secciones deportivas para 2.500 espectadores, según informaron fuentes levantinistas.

La ubicación en Nazaret es, al mismo tiempo, un guiño a los orígenes de la entidad granota, ligada a los Poblados Marítimos. La llegada de esta inversión, unida al proyecto del Parque de la Desembocadura que el Consistorio proyecta para el final del antiguo cauce del Turia, puede dar un impulso a la revitalización del barrio.

Así lo piensan las principales entidades vecinales. El presidente de la Asociación de Vecinos de Nazaret, Julio Moltó, afirma que este anuncio Eva a ser beneficioso tanto para el barrio y la ciudad como para el Levante. El área dotacional deportiva donde podría instalarse la nueva ciudad deportiva será una frontera verde entre la actividad portuaria y el barrio, así como un centro dinamizador vinculado al deporte y al ocioE, asegura. Molto pide que se conserve el nombre de Benimar Epara preservar la memoria de la playaE y valora que las instalaciones Eestarán abiertas al barrio y no cerradas y en ruinas como ahora".

Del mismo modo, opina que este centro "será un gran aliado en reivindicaciones vecinales como la L10 del metro y poder unir Nazaret con el Cabanyal y desplazarnos hasta el estadio Ciudad de València". Además, destaca su papel "en la regeneración social del barrio y en la reactivación económica, sobre todo en el comercio y en la contratación de parados de Nazaret en las obras".

Un aspecto en el que coincide con su homólogo de la Asociación de Vecinos Nazaret Unido, José Antonio Barba, que pide contrataciones en el barrio. Barba se felicitó porque, después de "seis años de reuniones con el Ayuntamiento y el puerto, al fin hemos visto el fruto del trabajo realizado". En su opinión, el proyecto supondrá para el barrio de Nazaret "una inversión maravillosa, porque la actividad de los comercios puede aumentar. Vendrá mucha gente a entrenar y a ver a sus familiares, y gastarán en el barrio". También aprovechó para exigir al Gobierno valenciano que la L10 del metro llegue hasta Nazaret "y no solo hasta el Oceanogràfic" en la primera fase de su futura puesta en servicio.

Consulta aquí más noticias de Valencia.