El presidente electo, Quim Torra, ha asegurado nunca "cesaremos en nuestro empeño de investir al legítimo presidente de la Generalitat que es Carles Puigdemont" por tanto, ha dicho, de momento "soy un president que toma custodia".

Quim Torra se ha reunido este martes en Berlín con Carles Puigdemont y comparecen en rueda de prensa en estos momentos. Torra ha asegurado que "necesitamos un Gobierno fuerte que recupere las instituciones en Cataluña". Y ha instado al Gobierno de Mariano Rajoy a retirar el artículo 155 porque "es absolutamente necesario para nosotros tomar el control de nuestras finanzas".

Torra ha asegurado que "lo repetiremos tantas veces como sea necesario: Ofrecemos dialogo al gobierno español. Presidente Rajoy por favor fije día y hora".

Por su parte, Carles Puigdemont ha anunciado que "esta semana el president Torra nombrará el nuevo gobierno de Cataluña". Seguidamente, Puigdemont ha dicho que "exigimos al gobierno español que nos diga cuándo y dónde retirarán el artículo 155. Europa nos mira y es un momento del gobierno español para demostrar que respeta el resultado de las urnas del 21-D".

Según Puigdemont, "la pelota está ahora en el tejado de España" y le corresponde al gobierno español iniciar la vía del diálogo para desencallar el conflicto con Cataluña.

Puigdemont se ha dirigido al president Torra para decirle que "tendréis mi apoyo particular en vuestro cargo que seguro desempeñaréis con responsabilidad".

Sobre el nuevo gobierno

El presidente Quim Torra ha explicado que "para nosotros el principio de restitución es básico en este proceso. Es tan básico que pasa por la restitución del president Puigdemont. Todos los consellers cesados por el 155 que quieran volver tienen todo el derecho".

Respecto a los nombres concretos de los consellers, tanto Torra como Puigdemont han asegurado que se decidirán "en las próximas horas", tras la investidura del president.

Sobre sus próximas acciones, Torra ha explicado que quiere visitar en los próximos días a "todos los presos políticos, demócratas que lo único que hicieron fue hacer lo que el pueblo les pedía" según ha asegurado el presidente de la Generalitat electo.

El presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, ha asegurado que Cataluña vive en una situación que ha calificado de "anormalidad democrática", hemos tenido que proponer "hasta cuatro candidatos a la presidencia de la Generalitat, empezando por la mía", ha dicho Puigdemont.

Según Puigdemont, "el 155, que se pensó para castigar a los políticos independentistas, ha perjudicado a todos". Y ha asegurado que no es el único que "reivindica la legitimidad de los salió de las urnas del 21-D".

Elecciones anticipadas

Sobre la posibilidad de que se convoquen elecciones en octubre y por tanto que la presidencia de Quim Torra sea limitada en el tiempo, Carles Puigdemont ha querido dejar claro que él no marca los tiempos: "yo dije que a partir del 27 de octubre, Torra tendrá la posibilidad de convocar elecciones. Pero de aquí no se puede deducir que habrá elecciones anticipadas" ha asegurado Puigdemont.

En este sentido, tanto Torra como Puigdemont han asegurado que la intención es "agotar la legislatura" pero que no depende solo de ellos, sino también de los pasos que dé el gobierno de Mariano Rajoy: "Será la señal de que las cosas cogen la vía de la democracia" ha dicho Puigdemont.

Rajoy, "disponible" para hablar

Por su parte, el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha dicho desde Sofía que está "disponible" para hablar con el nuevo presidente de la Generalitat, ha prometido escucharle "con mucha atención" y ha confiado en que haga un "esfuerzo" para que el diálogo sea más fácil que con su antecesor.

"Para hablar, estoy disponible", le ha dicho a Torra, tras reunirse con el primer ministro de Bulgaria, Boiko Borisov, y ha sido para recordarle que "jamás" se ha negado a hablar con el presidente de la Generalitat ni de ninguna comunidad autónoma, porque "es algo que no tendría ningún sentido".

Por supuesto que voy a recibir al presidente de la Generalitat si él me lo pide", ha recalcado, a la vez que ha señalado que el diálogo con Puigdemont "no fue fácil", por lo que espera un "esfuerzo" por parte de Torra en este sentido.

En cualquier caso, también le ha indicado que el presidente del Gobierno de España o el de cualquier país europeo "tienen que hablar dentro de la ley".

"A partir de ahí, es positivo también que tengamos una reunión y yo le escucharé con mucha atención", ha prometido.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.