Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, quienes han explicado que, tras tomar declaración al hombre -que habitualmente reside en Torrevieja (Alicante)-, se le ha imputado de forma provisional un presunto delito de homicidio imprudente y otro contra la seguridad del tráfico.

Asimismo, las fuentes judiciales han explicado que se confirma el resultado positivo en la tasa de alcohol y la de drogas, si bien está a expensas del resultado definitivo del análisis de sangre.

Los hechos ocurrieron el domingo por la mañana, sobre las doce del mediodía, en el kilómetro 258 de la N-430 tras colisionar el coche que conducía el detenido con la motocicleta que conducía la víctima.