Manifestación de 200 alumnos en Sant Andreu de la Barca (ARCHIVO)
Una imagen de archivo de una manifestación de 200 alumnos en Sant Andreu de la Barca. Europa Press - Archivo

La Fiscalía de Barcelona presentará la mañana de este martes un recurso de apelación contra la decisión del Juzgado de Instrucción 7 de Martorell (Barcelona) de archivar la causa contra cinco de los nueve profesores del IES Palau de Sant Andreu de la Barca denunciados por presuntamente humillar a hijos de guardias civiles tras el 1-O.

Según han informado fuentes fiscales, la Fiscalía considera que hay suficientes indicios para investigar a los docentes y pide que no se archive de antemano y como mínimo se instruya el caso.

En su recurso, cita doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para considerar que las manifestaciones que hicieron los docentes en clase ante menores no pueden ampararse en la libertad de expresión.

El Juzgado de Instrucción 7 de Martorell decidió la semana pasada archivar la causa a cinco profesores e investigar a tres por presuntos delitos de discriminación y contra la integridad moral por hechos del 2 de octubre.

En paralelo, el Juzgado de Instrucción 3 de Martorell investiga por presuntos delitos de discriminación y contra la integridad moral a otro de los nueve profesores denunciados por la Fiscalía por hechos del 20 de octubre.

La Fiscalía también recurrió que su denuncia contra nueve docentes se separara en dos casos en función del día que ocurrieron los supuestos comentarios.

Denuncia

El fiscal del servicio especial de delitos de odio denunció a los nueve profesores por presuntamente humillar a alumnos hijos de guardias civiles tras el 1-O al obligarles a acudir a una protesta contra la violencia policial y al señalarles en varias clases: "¿Estarás contento con lo que hizo tu padre ayer?"

El fiscal aseguró que los docentes aprovecharon las clases del 2 de octubre para lanzar debates en las clases sobre la actuación de la policía el 1-O, afirmando, entre otros comentarios, que los guardias civiles eran "unos animales y unos bestias que solo saben dar palos", y que hicieron estos comentarios ante hijos de agentes, causando sentimientos de abatimiento y preocupación.

El 9 de noviembre la Fiscalía recibió un atestado de la Guardia Civil donde relataba cómo los docentes del instituto se dirigieron a estudiantes del centro, hijos de guardias civiles que residen en el cuartel colindante, "en términos despectivos y humillantes en las propias clases" delante de otros alumnos, por lo que decidieron abrir diligencias.

Ninguno de los dos jueces que investigan los hechos ha citado aún a los profesores, que ya declararon en calidad de investigados ante la Guardia Civil el 20 y 28 de diciembre y el 4 y 10 de enero.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.