Ferrán Adriá, el día que cierra su restaurante El Bulli
Ferrán Adriá, el día que cierra su restaurante El Bulli. Albert Gea / REUTERS

El ayuntamiento de Roses (Girona) ha aprobado en junta de gobierno conceder la licencia para hacer las obras exteriores del nuevo Bulli1846. El reinicio de los trabajos está condicionado a pequeños ajustes como definir constructivamente los acabados de los Worksharing y Brainstorming y a la entrega de documentación administrativa.

La alcaldesa, Montse Mindan, ha asegurado que es un trámite normal y que la concesión del permiso es una muy buena noticia para el municipio. "Creo que las propuestas de modificación que se han hecho han servido para ir mejorando el proyecto, y aunque tardaremos más tiempo, el resultado será más óptimo", ha dicho este lunes.

Los promotores del proyecto hace meses que avanzan en las obras interiores del nuevo edificio pero tuvieron que parar las del exterior pendientes de permisos. El pasado verano, Urbanismo dio luz verde al proyecto y ahora el consistorio les ha otorgado la licencia. Los trabajos incluyen un aparcamiento, un centro de recepción para visitantes y la restitución de la vegetación.

Las obras para levantar el nuevo Bulli1846 se iniciaron en el mes de marzo de 2015 tras un primer cambio del proyecto inicial, que tenía previsto una ampliación respecto a la superficie del antiguo restaurante de hasta el 50%.

La situación obligaba a la Generalitat a buscar fórmulas legales para permitir esta actuación en un espacio ubicado en pleno Parc Natural del Cap de Creus porque la normativa vigente solo permitía ampliarlo en un 20%. Finalmente, el chef y promotor del proyecto, Ferran Adrià, anunció que únicamente tiraría adelante la reforma permitida.

Pero los trabajos se tuvieron que parar por primera vez un año después porque las obras que se estaban haciendo en el exterior del complejo no tenían autorización.

Los promotores presentaron un proyecto complementario. En mayo del año pasado, el Ajuntament les denegó el permiso de obras porque los trabajos previstos no se ajustaban a las condiciones fijadas y las nuevas edificaciones proyectadas no cumplían con el Pla Especial de la zona, que se encuentra en pleno Parc Natural del Cap de Creus.

Consulta aquí más noticias de Girona.