El presidente del Parlament, Roger Torrent, llegando al Parlament antes de la investidura de Quim Torra.
El presidente del Parlament, Roger Torrent, llegando al Parlament antes de la investidura de Quim Torra. ACN

El presidente del Parlament, Roger Torrent, no se reunirá con el rey de España, Felip VI, para comunicarle formalmente la investidura de Quim Torra si, finalmente y cómo está previsto, acaba siendo votado en el pleno como presidente de la Generalitat.

Habitualmente este era un trámite protocolario que se llevaba a cabo cada vez que se investía a alguien nuevo en el Gobierno, pero según han explicado fuentes de la presidencia del Parlament, Torrent ni siquiera solicitará que se celebre y se limitará a comunicar la investidura por escrito.

El presidente considera que la tradición cambió en el momento que, en la legislatura pasada, Felip VI se negó a recibir a la entonces presidenta Carme Forcadell.

Pero además, Torrent alega que el trámite no procede políticamente porque el monarca español, como cabeza de Estado, “no se ha solidarizado todavía con las víctimas” del 1-O y mantiene los términos que expresó en su discurso hecho el 3 de octubre, y además niega que en España “existen presos políticos”.