Una vaca en MasterChef
La vaca viva usada de ejemplo en 'MasterChef'. TVE

Es uno de los programas más vistos de la televisión y está en boca de todo el mundo. Lo que pasa es que, a veces, esas bocas se abren para emitir quejas sobre lo que los ojos ven.

MasterChef (La 1) emitió anoche uno de sus capítulos que consiguió despertar no una, sino al menos tres polémicas que han hecho que los espectadores se echen a comentar y criticar en las redes sociales.

En primer lugar algunos usuarios se indignaron porque el programa de cocina hizo entrar en el plató una vaca viva, de nombre Patricia, para ir enfocando sus diferentes partes según se iban explicando los diferentes cortes o despieces del animal.

A los usuarios a los que esto les pareció cruel se enfrentaron los que pensaban que se trata de una hipocresía consumir carne y luego quejarse porque se muestre de dónde procede.

Por otro lado también llamó la atención de los usuarios el doble sentido de una frase que la miembro del jurado Samantha Vallejo Nájera dirigía a uno de los concursantes, al que había alabado su belleza en el anteriores ocasiones. Fabio había cocinado un rabo de toro estofado y con cierta picardía la jueza dijo: "qué ganas tenía de probar tu rabo". La sentencia dio lugar a varios minutos de cachondeo y dobles sentidos, que se dispararon cuando Samantha se atragantó al probar plato.

Por último, algunos usuarios se han mostrado molestos porque el programa no cumpliera su palabra de expulsar al que hiciera trampas en la última prueba, en la que la clave (el nombre del plato que todos preparaban por turnos sin saber de cual se trataba) estaba bajo una campana. La presentadora, Eva González lo advirtió: quien mirara debajo de la campana sería expulsado.

El concursante Jon, en lo que él aseguró que era un despiste, levantó la campana y vio el nombre del plato pero no fue expulsado y su castigo se quedó en una tibia reprimenda.