Bombona de butano
Imagen de unas bombonas de butano. JORGE PARÍS

La bombona de butano de 12,5 kilogramos, que consumen unos ocho millones de hogares en España, costará a partir del martes 13,27 euros, un 4,94% menos (69 céntimos menos), según la resolución publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Con este nuevo descenso, el precio de la bombona, que se revisa bimestralmente, baja por segunda vez consecutiva este año, después de que en la revisión de marzo se produjera un descenso tras dos subidas consecutivas, que tuvieron lugar en enero de este año y en noviembre del pasado.

La bombona de butano comenzó 2018 con una subida de un 1,6% en enero (23 céntimos más) para bajar en la revisión de marzo un 4,9%, hasta los 13,96 euros, con lo que pasó a costar 72 céntimos menos.

El descenso en esta revisión de marzo se ha producido a pesar del incremento de la cotización de las materias primas en los mercados internacionales durante el periodo de cálculo.

A la disminución del precio han contribuido la apreciación del euro con respecto al dólar, la caída del precio de los fletes (costes de transporte) y la aplicación del superávit acumulado en el bimestre anterior.

La bombona de butano, con esta nueva revisión, está 4,23 euros más barata que cuando alcanzó su precio máximo, 17,5 euros, en 2013 y 2014. Respecto a marzo de 2017, cuando se hizo la segunda revisión del año pasado, la bombona es ahora 25 céntimos más barata, un 1,8%.

El nuevo precio estará vigente durante dos meses, hasta el tercer martes de julio, cuando el Ministerio de Energía revise de nuevo el precio en función de factores como las cotizaciones internacionales de la materia prima, el tipo de cambio o los costes de comercialización.