Sudán
Imagen de archivo de una mujer en Sudán. GTRES

ONU Mujeres, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Oficina del Asesor Especial de ese organismo para África pidieron este domingo clemencia para una joven condenada a la horca por un tribunal sudanés por matar a su esposo cuando este intentaba violarla.

En un comunicado conjunto, los organismos se refirieron al caso de Nura Husein Shatqa, de 19 años, a quien un tribunal penal de Um Durman, ciudad gemela de la capital sudanesa, la sentenció a muerte por matar a su marido a puñaladas.

La decisión se adoptó después de que la familia del fallecido rechazara una compensación económica, conocida en el derecho islámico como diya.

Husein Shatqa contrajo matrimonio cuando tenía 16 años, pero huyó de la casa de su marido para continuar sus estudios. Tras pasar tres años en casa de una tía regresó a su vivienda familiar, y sus parientes la obligaron a volver con su marido.

Después de seis días viviendo de nuevo con su esposo y rechazando mantener relaciones sexuales, este llamó a varios familiares para que la sujetaran y así poder violarla. Cuando el hombre intentó repetir la misma acción al día siguiente su esposa le asestó varias puñaladas mortales.

Violación no criminalizada

En su llamamiento, las entidades de la ONU señalan que se "unen al pueblo de Sudán que está pidiendo clemencia" para Husein Shatqa.

"Hablando como las voces de las mujeres y niñas del mundo, le rogamos al Gobierno de Sudán que salve la vida de Hussein y proteja las vidas de todas las mujeres y niñas según lo previsto en la Carta de las Naciones Unidas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible", detalla el comunicado.

El abogado de la joven Adel Mohamed Abdelmahmud dijo a Efe que se presentó como voluntario junto a otros tres togados para defenderla porque, según apuntó, en Sudán no hay leyes que criminalicen la violación por parte del marido ni tampoco que consideren como crimen el uso de la violencia para forzar a la esposa a mantener relaciones sexuales.

Andelmahmud agregó que en el juicio presentaron un informe psicológico elaborado por un experto que justificaba la acción de la joven como un acto en defensa legítima.

El abogado de la acusación, Ali Hasan Abdelrahman, por su parte, subrayó a Efe que "la sentencia es justa" y que, además, ha aliviado el pesar de la familia del marido por la pérdida de su hijo.

Sin embargo, Abdelramán no descartó que "ahora [la familia] podría sentarse para llegar a un acuerdo para este caso".