La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la condena de diez meses de prisión impuesta a una pareja que dejó abandonada a la hija de ambos, de dos años de edad, e n la vivienda familiar, ubicada en Bullas, mientras ellos se fueron de copas.

La sentencia de la Sección Tercera, ratifica así la condena dictada por el Juzgado de lo Penal número Uno de Murcia en mayo de 2007 contra Johnny D.R. y su compañera sentimental, Yolanda Ch.

El Juzgado declaró probado que los hechos ocurrieron el día 25 de marzo de 2006, a partir de las 20 horas,cuando D.R. se ausentó del domicilio, "dejando en el lugar a su compañera sentimental y a la hija de ambos".

Después, hizo lo mismo la acusada, quien se reunió con su compañero en un bar para consumir bebidas alcohólicas, "estando fuera de la vivienda hasta la una del día siguiente, pese a saber que la hija de dos años estaba sola".

La Audiencia señala que un hermano del acusado logró acceder a la casa a través de una vivienda vecina y coger a la niña, que no cesaba de llorar, y añade que los policías locales que acudieron al lugar observaron "falta de higiene" y que habían cristales rotos en el suelo, encontrando a la niña descalza.

El tribunal confirma la condena de diez meses de prisión para cada uno de los acusados por un delito de abandono temporal de menores.