Virus de la rabia
Un veterinario vacuna contra la rabia a un perro en un barrio en Jimbaran, en la isla de Bali. ARCHIVO

La secretaría de Salud del estado brasileño de Pará (norte) está investigando la muerte de cuatro menores de edad que, al parecer, fue causada por el virus de la rabia humana tras haber sido mordidos por murciélagos.

Fuentes oficiales han informado este viernes que se trata de 10 casos sospechosos, todos ellos locurridos en el municipio de Melgaço (Brasil), de los cuales cuatro corresponden a los menores que murieron y otros seis a pacientes que están internados en diferentes hospitales de la región.

Desde el viernes anterior, cuando fue notificada de los casos, la Secretaría envió equipos de vigilancia epidemiológica al lugar para la investigación.

"Al principio pensamos que podía ser un proceso de meningitis, pero ahora tenemos una hipótesis bien fuerte de que puede ser rabia por el histórico de agresiones por parte murciélagos", señaló Amiraldo Pinheiro, director de epidemiología de la Secretaría de Salud, en declaraciones a los medios.

Todos los casos presentan cuadros similares, con síntomas como fiebre, ahogo, dolores de cabeza y abdominal y signos neurológicos como convulsiones, dificultad al tragar, desorientación, hidrofobia e hipersensibilidad auditiva.

Vacuna liberada como prevención

Los exámenes para verificar si se trata de un caso de rabia fueron enviados a laboratorios en el estado de Sao Pablo y a Belén, la capital de Pará, y las autoridades de salud están a la espera de los resultados.

El equipo de expertos que se encuentra en la zona afectada por el posible virus, en coordinación con las autoridades del municipio, ha iniciado campañas de vacunación antirrábica en animales y liberado la vacuna para que cualquier persona que sea afectada por la mordedura de murciélagos u otro animal la aplique como medida preventiva.

En 2005, en el estado de Maranhao, vecino de Pará, 24 personas murieron debido a la rabia transmitida por murciélagos hematófagos, que atacaron ese año a unas 1.200 personas en esa región del norte del país.

Según las autoridades de salud, entre los años 2000 y 2005 esta enfermedad mató a 138 personas en todo Brasil.