De la Serna, quien se ha desplazado hasta la capital burgalesa para explicar ante representantes políticos y alcaldes el estado de las infraestructuras en la provincia, ha insistido en que pese al ritmo de trabajo este tipo de cuestiones "llevan su tiempo".

El ministro de Fomento ha evitado dar plazos para la entrada en vigor de esta medida, si bien ha señalado que en otros territorios se ha tardado unos diez meses en poder ejecutar una medida de estas características.

Respecto a la concesión de la AP-1, cuyo contrato finaliza el 30 de noviembre de este año, el titular de Fomento ha reafirmado el compromiso del Gobierno central para no prorrogar el contrato en vigor.

De forma paralela, ha recordado que se trabaja en la mejora del trazado de la nacional N-1, entre los términos municipales de Rubena y Fresno de Rodilla, un proyecto que contempla un presupuesto de 12 millones de euros.

Íñigo de la Serna ha sido recibido a las puertas de la Subdelegación del Gobierno por un reducido número de manifestantes, entre los que se encontraban miembros de la Plataforma de Afectados por la N-1, con una pancarta en la que se leía 'AP-1 Libre y Gratuita'.

Consulta aquí más noticias de Burgos.